LA NUEVA EPIDEMIA DE OPIÁCEOS
Por Michel Leidermann

Según recientes estimaciones, la sobre prescripción de analgésicos opiáceos, esta epidemia moderna, ha matado a unos 165.000 estadounidenses y ha convertido en adictos a miles más. Y los números son sólo van subiendo. Muchas familias están en duelo por aquellos que han perdido seres queridos por esta epidemia y mucho pronto lo estarán.

Un promedio de 79 personas, muchos de ellos jóvenes, mueren cada día por los opioides, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Aproximadamente 30.000 personas murieron en los Estados Unidos en 2014 por abuso de opiáceos. De hecho, la mayoría, más de 18.000 murieron por sobredosis de comprimidos recetados para el dolor. Las mismas píldoras que a muchos de nosotros nos sobran después de una cirugía o lesión. Estados Unidos ha visto un gran incremento en dichas recetas médicas perfectamente legales y perfectamente mortales.

Esta epidemia tiene diferentes modos de adquisición, desde prescripciones médicas a robos en farmacias. 

Pero también las farmacéuticas reciben enormes ganancias con la prescripción agresiva de estos opiáceos como OxyContin, Vicodin y fentanilo.

El país necesita que los pacientes, proveedores, agentes de la ley, políticos y otras personas, apoyen nuevas políticas y medidas nacionales para enfrentar el abuso de opiáceos, incluso si hay poca o ninguna evidencia de que estos fármacos son eficientes para tratar el dolor crónico. Lamentablemente conllevan un alto riesgo de adicción.

Las farmacéuticas, ahora están presionando por leyes que no sólo permiten, sino que exhortan a las aseguradoras y las farmacias den un trato preferencial a su nueva línea de opioides, que aparentemente no causan abusos. A pesar de que parecen tener el principal propósito de continuar llenando los bolsillos de las compañías.

Y si piensan que los medicamentos recetados para el dolor no son tan peligrosos como la heroína, están totalmente equivocados. La heroína representa realmente menos de la mitad de todas las muertes por opioides, incluso con sus muy diversas purezas y adulterantes. 

Y ahora estamos viendo un aumento en las muertes causadas por fentanilo, un opiáceo sintético que es 40 veces más fuerte que la heroína. El fentanilo es tan potente que el equivalente a unos granos de azúcar, puede causar la muerte. Es mezclada con heroína, sin el conocimiento del usuario, y envasados por los traficantes en píldoras y cápsulas que son indistinguibles de la versión producida comercialmente.

Aunque los Estados Unidos representa sólo el 5% de la población mundial, consume el 80% del suministro de opiáceos del mundo. Cerca de 300 millones de recetas legales de píldoras para el dolor fueron recetadas el año pasado en los Estados Unidos.

Más personas murieron por sobredosis de drogas en los Estados Unidos en 2014 que, tanto por accidentes de vehículos de motor o el homicidio, informó CDC.

Debemos concientizar a los profesionales de la salud sobre el abuso de los medicamentos terapéuticos para fines ilícitos y mortales. Este abuso crea adicción que también impulsa la demanda debido a que los adictos con frecuencia recurren a la heroína más barata y más fácil de obtener, cuando ya no pueden obtener píldoras recetadas por un médico o un dentista. De hecho, el 80% de los consumidores de heroína comenzó abusando píldoras con receta que es el factor de riesgo más importante para la siguiente adicción a la heroína. 

Sin duda los médicos y farmacéuticos deshonestos que pervierten con pastillas para el dolor con fines de lucro, pertenecen en la cárcel junto con los otros narcotraficantes.

 

Edición de esta semana
CLÍNICAS MÓVILES LLEVAN ATENCIÓN DE SALUD A TODOS LOS RINCONES DE ARKANSAS
Por Michel Leidermann
Una clínica de salud móvil de la Comisión de Salud de las Minorías de Arkansas (AMHC) comenzará a brindar servicios en algunos condados del Estado a partir de esta primavera y espera poder hacerlo en el futuro en todos los 75 condados, en un esfuerzo por ampliar el acceso a la atención médica en las comunidades marginadas y vulnerables, como ser los inmigrantes o las personas en situación de pobreza o falta de vivienda.   / ver más /
El nuevo jefe del departamento de policía de Little Rock (LRPD), Keith Humphrey, habló con el Arkansas Times y EL LATINO para comentar sobre sus primeras semanas en el cargo y sus planes para el futuro del departamento. Humphrey se hizo cargo como jefe el 15 de abril.   / ver más /
El pasado jueves 2  de mayo en el  Southwest Community Center de Little Rock, la profesora de UA-Little Rock, Edna Delgado  Solorzano organización Mamás Unidas de Little Rock, celebró su junta mensual informativa sobre cómo facilitar los estudios universitarios para sus hijos... / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Las críticas a la estrategia inmigratoria del gobierno de Trump son bien merecidas; su posición sobre la frontera ha sido no solo una catástrofe humanitaria y moral, sino que también ha empeorado la situación.   / ver más /