¿CUÁNTAS VECES HA DECLARADO BANCARROTAS DONALD TRUMP?
EL NEW YORK TIMES DA A ENTENDER QUE TRUMP PODRÍA HABER EVITADO PAGAR IMPUESTOS DE RENTA POR UNOS 18 AÑOS
12290A.jpg

Una de las frases más irónicas con las que Hillary Clinton se refiere a Donald Trump, es la que dice que el magnate “ha escrito muchos libros sobre negocios, pero casi todos terminan en bancarrota”. Clinton se refiere al capítulo 11 del Código Federal de Bancarrotas y advierte sobre las múltiples veces que las empresas de Trump se han declarado en quiebra para buscar protección legal de sus acreedores.

Cuando Clinton especuló, en el primer debate, que Trump tal vez no habría pagado impuestos de renta por varios años, Trump respondió: “Eso me haría inteligente”. Desde entonces, Trump se ha negado a confirmar o rechazar de manera definitiva si realmente pagó impuestos de renta por varios años.

La controversia en torno a los éxitos y fracasos empresariales de Trump ha venido acentuándose después que el diario New York Times publicó una declaración de impuestos de Trump fechada en 1995, en la que reportaba pérdidas personales, ese año, por US$916 millones, aprovechando procedimientos legales del código tributario estadounidense.

El hecho es que Trump no siempre tuvo éxito en los negocios.

En seis oportunidades distintas, empresas de propiedad de Trump se han declarado en bancarrota. Esto quiere decir que las empresas no se liquidan, sino que obtienen protección legal de sus acreedores. No tienen que pagar todas sus deudas, ni siquiera todos los salarios adeudados, algunas de las cuales son perdonadas, en un esfuerzo de las cortes por buscar la supervivencia de dichas firmas.

El primer traspiés ocurrió en 1991 con el Trump Taj Majal, casino localizado en Atlantic City, a corta distancia de Nueva York. El recinto abrió sus puertas en 1990 pero apenas un año después solicitaba protección ante sus acreedores porque se había endeudado para la construcción. Trump entregó la mitad de su participación en el casino y vendió un yate y una aerolínea, según reportó el Washington Post.

Apenas un año después, otro casino, el Trump Castle en Atlantic City, también fue objeto de otro procedimiento de bancarrota. Y ese mismo año 1992, un tercer casino, el Trump Plaza, seguía el mismo camino.

Pero los problemas empresariales de Trump no se detuvieron en 1992, pues ese año en Nueva York, el Hotel Plaza, adquirido en 1988, acumulaba más de US$550 millones en deudas y, también, se acogió a la ley de quiebras.

Trump se vanagloria de las múltiples renegociaciones de deuda que consiguió para sus negocios, presentándolas como prueba de su astucia empresarial. En 1995, Trump reportó una enorme pérdida de US$916 millones en su declaración de ingresos al fisco, según indica el New York Times. No hay claridad sobre las circunstancias en que se produjo esa pérdida.

Expertos advierten que una restructuración de las deudas de una empresa puede ser una alternativa lógica para buscar su estabilidad futura.

No obstante, queda claro que la vida empresarial de Trump ha sido turbulenta y que puede ser dudoso calificar a varios de sus negocios con el rótulo de “ganador” que el magnate siempre quiere asociar a su nombre. 

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /