EL HOMBRE QUE SALVÓ MILLONES DE VIDAS CON LA BATERÍA DE UN AUTO
LA INCREÍBLE HISTORIA DEL “PADRE DE LA MEDICINA EN CASOS DE EMERGENCIA”
12323A.jpg

Al profesor Frank Pantridge se le recuerda como el cardiólogo que ha salvado la vida de millones de personas a lo largo de los últimos 50 años. Todo gracias a que inventó el desfibrilador portátil.

Pantridge creció en una granja en las afueras de Hillsborough, un pueblo localizado aproximadamente a 20 kms de Belfast, la capital de Irlanda del Norte. Su padre murió cuando él tenía 10 años y en más de una oportunidad, la escuela lo envió a su casa por indisciplina. Completó sus estudios secundarios, sin embargo, y estudió medicina en la Universidad de Queen, en Belfast, graduándose en 1939.

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, sirvió como oficial médico en un batallón de infantería en el este de Asia. Fue capturado durante la caída de Singapur en 1942 y, como prisionero de guerra, pasó mucho tiempo trabajando como esclavo en la construcción del Ferrocarril de Birmania (proyecto impulsado por Japón durante el conflicto bélico para conectar a ese país con Tailandia).

Pantridge sobrevivió al beriberi cardíaco, una enfermedad generalmente mortal que afecta el sistema cardiovascular y que es causada por una deficiencia de proteína. Este episodio puede haberle generado interés en el tema.

Posteriormente, fue condecorado con la Cruz Militar, un reconocimiento otorgado por Reino Unido a oficiales que se destacaron en el frente de batalla.

En 1950 empezó a trabajar en el Hospital Royal Victoria, en Belfast. En ese momento, las enfermedades coronarias habían alcanzado niveles de epidemia. Los médicos sabían que la mayoría de las muertes causadas por esta condición tenían su origen en una alteración del ritmo cardíaco, que podía controlarse con una corta descarga eléctrica en el pecho.

Pantridge afirmaba que esa irregularidad en el funcionamiento del corazón podía atacarse en cualquier lugar en el que ocurriera: en el hogar, el lugar de trabajo o la calle. Fue así como en 1965, con la ayuda del doctor John Geddes y el técnico Alfred Mawhinney, Pantridge inventó el primer desfibrilador portátil del mundo.

El dispositivo fue instalado en una ambulancia y se utilizó por primera vez en 1966. El primer modelo funcionaba con la batería de un auto y pesaba 70 kgs. En la actualidad, su peso es de 3 kgs.

El aparato se empezó a usar con frecuencia en ambulancias en Estados Unidos poco tiempo después.

Pero en Reino Unido, su invención fue recibida con escepticismo. No fue sino hasta 1990 que todas las ambulancias fueron equipadas con el desfibrilador portátil.

El dispositivo fue utilizado para tratar al presidente estadounidense Lyndon Johnson cuando sufrió un ataque cardíaco en 1972.

Pantridge murió en 2004. Se le conoce como el “padre de la medicina en casos de emergencia”. 

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /