Maternidad interfiere con la educación de jóvenes latinas
1237A.jpg
En un edificio sin numeración en el Sur de NY, un grupo de jóvenes se sienta en torno a una mesa y cuentan a que edad dieron a luz: 16, dice Leslie; 16, dice Andrea; 13, dice Destiny, la madre de un niño de 4 años.
Como madres adolescentes, sus luchas parecen interminables - desde cómo permanecer en la escuela, obtener un decente cuidado infantil para sus bebés, hasta asegurar el suficiente dinero para sobrevivir. “Hay algo con lo que tienes que bregar cada día”, dice Andrea. “Tienes que averiguar cómo hacerlo”.
Las jóvenes son parte de un grupo de adolescentes latinas y afroamericanas reunidas en Sistas on the Rise, una organización sin fines de lucro que ayuda a jóvenes mujeres a bregar con la maternidad a temprana edad y apadrinarlas para que traten de cambiar un sistema social y cultural que con frecuencia descuida sus necesidades.
“Sólo porque seas una madre adolescente no quiere decir que tu vida se acabó, pero te cambia la vida para siempre”, dijo Yomara Vélez, la fundadora de la organización. “Debes de luchar aún más duro, porque tienes que proveer para tus niños y también necesitas realizar tus sueños”.
Vélez, ahora de 30 años, ha tenido experiencia de primera mano. A los 19, tuvo su hijo y luchó para acabar la universidad. Alejada de su familia, Vélez dijo que no tenía sistema de apoyo inmediato. Tuvo que desempeñar dos trabajos, arreglárselas para encontrar adecuado cuidado diurno - y días en los que no - y llevar a su hijo a clases - para el disgusto de sus profesores. “Me di cuenta lo difícil que era ser joven, madre soltera”, dijo Vélez. “Quise hacer algo al respecto”.
Vélez sabe qué tan desafiante es su misión. Mientras las tasas de embarazo de adolescentes han bajado en general, las latinas continúan teniendo una más alta tasa de alumbramientos que sus contrapartes blancas y afroamericanas.
Grupos de ayuda dicen que la alta tasa de nacimientos es un factor que explica el porqué tantas latinas son forzadas a desertar de la escuela secundaria, toda vez que muchas no pueden encontrar adecuado cuidado para sus bebes mientras ellas van a clases.
Educadores e investigadores sostienen que las adolescentes latinas, particularmente aquellas de primera y segunda generación, enfrentan abrumadores obstáculos y barreras culturales, que pueden ser las razones por las que también tienen la mayor tasa de intento de suicidio entre cualquier grupo de adolescentes. Afectadas por elevada tasa de embarazos entre adolescentes y de deserción escolar, estas latinas de primera y segunda generación de familias de bajos ingresos, están luchando, dicen.
Expertos indican que es una confluencia de temas que han creado lo que describen como una vida rígida sofocante y paradójica para muchas jóvenes mujeres. Ellas a menudo tienen enfrentamientos con los valores tradicionales de sus padres, mientras tratan de vivir en una sociedad americana que permite mucha mayor libertad a las jóvenes. A las jóvenes latinas se les inculca cuidar de su virginidad y castidad.
En la cultura latina, se espera que los jóvenes varones hagan de las suyas como hombres. Ellos pueden salir y experimentar, pero las muchachas no.
Las muchachas se tornan mucho más vulnerables y también confrontan tabúes culturales y restricciones religiosas que les impiden aun discutir abiertamente temas sexuales, contracepción o decidirse por el aborto si quedan embarazadas. Como resultado, las jóvenes latinas corren mayor riesgo no sólo de quedar embarazadas, sino de resultar infectadas con el virus del SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.
“Nuestro mejor amigo en la cultura latina es la negativa”, dijo Vélez. Indica que tuvo una experiencia típica como latina de primera generación: el sexo nunca fue discutido en el hogar, y cuando quedó embarazada no se le dio opción respecto a lo que tenía que hacer.
“Mis padres me dijeron que o me casaba o volvía a la casa con ellos”, dijo Vélez. “El aborto no era una opción. Para mi madre, eso era un gran pecado”.
Christy, de 16 años, quien trabaja en Sistas on the Rise, también dijo que nunca hubo discusión con su familia sobre sexo o contracepción. Recuerda que cuando comenzó a menstruar, se sintió horrorizada. “No sabía lo que era”, refiere Christy. “Pensé que me moría. Entonces fue cuando mi abuela me dijo que me estaba convirtiendo en mujer”.
Wanda Díaz, directora de programas de salud familiar para The Committee for Hispanic Children and Families, Inc., dijo que los “Asuntos sexuales no son discutidos en muchas familias latinas. Si no pueden hablar sobre el tema en casa, las jóvenes van a hablar de ello con sus amigos y compañeros, y éstos pueden no tener la información correcta”.
Y debido a los roles estrictos de los géneros, muchas jóvenes, cuando quedan embarazadas, deciden tener el bebé porque creen que no hay otras oportunidades para ellas, dicen los educadores.
“Es un callejón sin salida - nosotros como latinos no queremos que queden embarazadas, pero si ocurre, tratamos de apoyarlas durante la gestación”, dijo la Dra. Jane Delgado, autora de “Salud: A Latina’s Guide to Total Health” y presidenta y jefa ejecutiva de National Alliance for Hispanic Health. “Estas muchachas no ven un futuro, pero un bebé es un futuro y ellas sienten que han logrado algo cuando quedan embarazadas”.
Para Vélez, sin embargo, su futuro educacional puede resultar fácilmente descarrilado debido a presiones familiares junto con falta de recursos. “Pienso que esa es la razón por la que muchas jóvenes madres dejan la escuela”, dijo. “Existe esa sensación de que una vez usted se convierte en madre, de buenas a primera deja de existir como ser humano - es todo sobre el bebé. Su rol como madre se impone sobre su condición de mujer”.
A través de Sistas on the Rise, Vélez y las jóvenes madres que trabajan con ella están tratando de cambiar eso. Luchan por más escuelas para jóvenes embarazadas, presionan por servicios de cuidado infantil mejores y de mayor consistencia, y ayudar a las jóvenes madres a obtener vivienda asequible.
“Este no es un problema individual - este es un problema comunitario y tratamos de enseñarles cómo resolverlo”, dijo Vélez. “Queremos crear un espacio donde las jóvenes aprendan a defenderse a sí mismas y cómo mejorar su situación”.
DONDE RECURRIR PARA INFORMACION
Teléfonos importantes para las
adolescentes latinas:

• Sistas On The Rise
PO Box 740581
Bronx, New York 10474
Teléfono: 718-991-6003
Fax: 718-991-6013
info@sistasontherise.org

• The Committee for Hispanic Children and Families, Inc
Committee for Hispanic Children and Families, Inc 140 West 22nd Street, Suite 301
New York, New York 10011
Teléfono: 212-206-1090
Fax 212-206-8093
http://www.chcfinc.org/spanish/Inicio.htm

• National Alliance for Hispanic Health.
The National Alliance for Hispanic Health
1501 Sixteenth Street, NW
Washington, DC 20036
tel. 202-387-5000
Linea de ayuda: 1-866-783-2645
e-mail: alliance@hispanichealth.org
http://www.hispanichealth.org/

• Hispanic Victim Services Coordinator. NWA Rape Crisis
Sra. Ceney Brenes
614 E. Emma St. Suite 247. Springdale AR. 72764
(479)927-1025
1(800)794-4175
cbrenes@jtlshop.jonesnet.org

• Northwest Arkansas Regional Health Center - 479-443-7791
125 East Township Street, Suite 1, Fayetteville, AR 72703

Central Arkansas Health Center
501-666-7526
5512 West Markham Street, Little Rock, AR 72205

Para hacer preguntas médicas, o para hacer una cita en el centro Planned Parenthood más cercano, llame gratis al 1-800-230-PLAN.
• Servicios de planificación familiar incluyendo todo tipo de anticonceptivos
• Examenes y tratamiento para enfermedades transmitidas sexualmente
• Examenes médicos para mujeres y hombres
• Pruebas de embarazo
• Papanícolao (prueba del cáncer)
• Tratamiento de infecciones vaginales
• Cuidado prenatal
• Pediatria
• WIC
• Referencias a otras agencias para servicios y programas médicos http://www.eldiariony.com/noticias/detail.aspx?section=17&id=1409365&desc
Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /