FORMAS DIFERENTES DE ATARSE LOS CORDONES DE LAS ZAPATILLAS Y POR QUÉ DEBERÍA IMPORTAR

La forma de los pies y el tipo de pisada no sólo son importantes a la hora de comprar las zapatillas deportivas, también condicionan la forma de atarse los cordones. Hubo un tiempo en el que para salir a correr sólo hacía falta la voluntad, pero las épocas han cambiado y ahora puede llegar a ser un proceso mucho más complejo de lo que uno puede pensar.

Se puede mejorar la técnica dependiendo de la pisada que cada persona tenga, es posible escoger la mejor zapatilla deportiva -que no significa la más cara- para el tipo de pie y la superficie sobre la que se va a correr y se puede elegir la mejor forma de atar los cordones.

12413B.jpg

12413C.jpg

12413D.jpg

Un estudio liderado de la Universidad de Duisburgo en Alemania, demostró cómo los cordones tienen un gran impacto en la comodidad y en la reducción de molestias de las personas al correr. La efectividad de la técnica de enlazado puede depender del material de los cordones, del número de orificios que tenga los zapatos y de la firmeza con la que se atan. Un tipo determinado de encordonado puede reducir considerablemente el riesgo de lesiones.

Cada atleta, según el tipo de pie, zapatilla y pisada, debe encontrar que tipo de enlazado le funciona mejor, dependiendo hacia dónde se desvíe más el pie porque es allí donde se genera más presión.

Además de saber si uno tienen un tipo de pisada pronadora, supinadora o neutra, se deben tomar en cuenta otros elementos a la hora de elegir el tipo de enlazado. Si se tiene el arco del pie elevado, es uno de ellos, o si pese a tener la talla y el modelo adecuado de zapato uno siente el talón suelto. También está la posibilidad que se tenga un pie más estrecho o más ancho en la punta, que simplemente se necesite un enlazado más holgado o si se tiende a sufrir de lo que se conocer como la uña negra.

Lo más recomendable es probar diferentes tipos de enlazado para saber cuál es el que mejor se adapta a cada pie.

En los siguientes gráficos elaborados por el sitio especializado danés RunRepeat, se pueden apreciar las 6 maneras más comunes en las que te puedes atar los zapatos:

1. Talón suelto: ofrece un encaje más compacto y mantiene el talón en su lugar. Dolor en los dedos: ofrece más espacio a los dedos,

2. Punta más ancha: afloja la punta de la zapatilla y brinda más espacio a esa zona del pie. Pie ancho: afloja la totalidad de la zapatilla .

3. Empeine alto: al saltarse uno o dos espacios se logra aliviar la presión sobre el empeine. Arco elevado: similar al modelo anterior, pero en diferente posición.

 

Los gráficos fueron cortesía de RunRepeat.com donde se pueden encontrar otras técnicas más específicas

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /