SENADORES PRESENTAN ANTEPROYECTO PARA PROTEGER A ‘DREAMERS’ POR 3 AÑOS
LA LEY BRIDGE TIENE COMO OBJETIVO PROTEGER A UNOS 750,000 BENEFICIARIOS DE DACA
12470A.jpg

Adelantándose a cualquier medida perjudicial que pueda adoptar la entrante Administración Trump, dos líderes del Senado presentaron un proyecto de ley que daría protección provisional por tres años a los DREAMers amparados al DACA de 2012.

Los senadores Dick Durbin, demócrata por Illinois, y Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, explicaron las líneas generales del proyecto de ley denominado “Ley BRIDGE”, con el objetivo de proteger a unos 750,000 “DREAMers” amparados al programa de Acción Diferida para los Llegados de Infancia o DACA.

Durbin dijo que los beneficiarios del DACA de 2012 obtendrían, si la medida es aprobada, un “estatus de protección provisional” y permisos de trabajo, y podrían solicitar una extensión antes de que se venza su permiso actual. “Los solicitantes tendrían que pagar una cuota razonable, someterse a una revisión de antecedentes criminales, y cumplir con los mismos criterios de elegibilidad que tiene DACA en la actualidad”, explicó Durbin.

La medida también beneficiaría a los cerca de 220,000 jóvenes indocumentados que son elegibles para el DACA de 2012, pero que aún no se han inscrito, según un borrador de la introducción del anteproyecto. Los requisitos para beneficiarse, incluyen demostrar que entraron a EEUU de pequeños, han estudiado, no han cometido “ningún delito serio”, y no “representan una amenaza para nuestro país”, según el texto de la medida. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) podría retirar este beneficio si el individuo deja de reunir los requisitos.

Durbin y Graham formaron parte del antiguo “Grupo de los Ocho” del Senado, —cuatro demócratas y cuatro republicanos- que en junio de 2013 lograron la aprobación de una reforma migratoria integral. La legislación fracasó en la Cámara de Representantes, donde los republicanos no quisieron siquiera realizar un debate sobre la propuesta.

La ley, cuyo nombre completo se traduce del inglés como “Prohibir la Deportación de Individuos que Sueñan y Crecen Nuestra Economía”, lleva la sigla de “BRIDGE” (puente) porque difunde la idea de que la medida sirve como una compostura temporal a la espera de que el Congreso apruebe una solución permanente.

Ambos senadores presentaron el proyecto de ley en unos momentos de gran incertidumbre en la comunidad inmigrante por el futuro rumbo de la política migratoria cuando Donald Trump juramente como el 45 presidente de EE.UU. el próximo 20 de enero.

La medida bipartidista presentada solo protege temporalmente de la deportación, y por lo tanto no da estatus legal ni una vía hacia una eventual legalización y ciudadanía. Tampoco da protección a los padres de los “DREAMers”.

Como la actual sesión legislativa 2016 concluirá a finales de año, ambos senadores tendrán que volver a presentarla en la siguiente sesión 2017. Sin embargo, el esfuerzo fue interpretado como una señal a la entrante Administración Trump de que proteja a los DREAMers.

Grupos proinmigrantes han advertido de que eliminar el “DACA” de 2012, como prometió Trump perjudicaría no solo a las familias inmigrantes sino también a la economía y las arcas del Seguro Social. Según el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP), eliminar el DACA supondría borrar al menos $433,400 millones del Producto Interno Bruto de EE.UU. de forma cumulativa en una década. 

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /