EL HOMBRE QUE PASÓ DE DORMIR EN BAÑOS PÚBLICOS A SER UN INVERSIONISTA MULTIMILLONARIO
LA AUTOBIOGRAFÍA DE CHRIS GARDNER FUE CONVERTIDA EN UNA TAQUILLERA PELÍCULA THE PURSUIT OF HAPPYNESS (“LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD”)
12515A.jpg
Chris Gardner

En los días cuando Chris Gardner y su pequeño hijo dormían en un piso de un baño público, él jamás se pudo imaginar que la historia de su vida se convertiría en una taquillera película de Hollywood.

Fue a comienzos de los años 80, cuando Gardner, en ese entonces de 27 años, y su niño vivieron en la calle durante un año en San Francisco, California. Empleado con sueldo mínimo en un programa de capacitación en una empresa de corredores de bolsa, no tenía suficiente dinero para pagar el depósito de arriendo de un apartamento. Así que Gardner, que estaba separado de su pareja, y su hijo Chris Jr dormían donde pudieran.

Además del baño en una estación de tren, encontraban donde dormir en parques, refugios en iglesias o debajo de los escritorios de la oficina, después de que todos se hubieran ido a casa. Se alimentaban en comedores de beneficencia y el poco dinero que tenía lo usaba para pagar una guardería que cuidaba a su hijo mientras él iba al trabajo.

Gardner nació en Milwaukee, en estado de Wisconsin, pero nunca conoció a su padre. Fue criado en medio de la pobreza por su madre Bettye Jean y un padrastro alcohólico que lo maltrató físicamente. También pasó un período de tiempo en un hogar adoptivo después de que su madre, en un ataque de desesperación, intentó matar a su compañero. A pesar de las dificultades en su niñez, Gardner aseguró que su madre fue una inspiración. “Tengo una de esas madres enchapadas a la antigua que me decía todos los días, ‘Hijo, puedes ser o hacer cualquier cosa que quieras’”, comentó. “Y le creí y quedé convencido 100%”.

A pesar de las adversidades, Gardner prosperó en su trabajo. Tenía un instinto natural para vender activos y, al final del período de capacitación su firma, Dean Witter Reynolds (DWR), le dio un empleo de tiempo completo.

Ya con medios para su arrendar una casa para él y su hijo, su carrera ascendió rápidamente hacia alturas inimaginables y, en 1987, abrió su propia compañía de inversiones, Gardner Rich.

El primer millón de dólares no llegó inmediatamente y, después de graduarse de la escuela secundaria, se enroló cuatro años en la Marina de EE.UU. Después de recibir una baja honrosa en 1974, Gardner se trasladó a San Francisco, donde empezó a vender equipos médicos. Su vida cambió por completo cuando un día vio a un hombre estacionando su Ferrari rojo y Gardner le preguntó a qué se dedicaba. El hombre era un corredor de bolsa llamado Bob Bridges y, después de conversar un poco con él, Gardner expresó un interés en incursionar en ese ámbito. Se reunieron otra vez y Bridges le ayudó a Gardner lograr una entrevista para una pasantía.

Sin embargo, en los días antes de la entrevista en DWR, Gardner fue arrestado y encarcelado por no pagar sus multas de estacionamiento. Eventualmente pudo llegar a la entrevista, pero sólo vestido en la ropa que tenía puesta cuando lo arrestaron, que incluía un par de zapatos tenis y un chaleco. A pesar de su facha desaliñada, su empuje y entusiasmo fueron suficientes para ganarle el puesto.

Hoy en día, Gardner tiene 62 años, una fortuna estimada en $60 millones, viaja por el mundo dando charlas motivacionales y patrocina una serie de organizaciones de beneficencia para los sin techo y contra la violencia hacia las mujeres.

La autobiografía de Chris Gardner fue convertida en una taquillera película The Pursuit of Happyness (“La búsqueda de la felicidad”).

La película del mismo nombre se lanzó en 2006, con Will Smith, que recibió una nominación al Oscar de Mejor Actor por su interpretación de Gardner. 

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /