TRUMP NO ENTIENDE A AMÉRICA LATINA
Por Michel Leidermann

El niño terrible de la derecha norteamericana, Donal Trump, es contra todo pronóstico, el presidente electo de los Estados Unidos. Dejó de ser un magnate inmobiliario con pretensiones de celebridad televisiva, para convertirse en presidente y comandante en jefe de la potencia militar, política y económica más poderosa del mundo, y todo eso a pesar de una sórdida campaña presidencial.

Los ojos del mundo gravitan hacia Trump Tower en Nueva York, desde donde el magnate arma el rompecabezas de su administración que a partir del 20 de enero de 2017 habrá de cambiar al país, según prometió, y quizás el mundo…

Y aunque el proceso de transición aún no da muestras de coherencia, ni mucho menos ofrece indicios suficientes para entrever con claridad la ruta del nuevo presidente en materia de política exterior, es evidente que la relación entre Washington y América Latina, con toda probabilidad sufrirá cambios importantes con graves consecuencias hemisféricas. 

Tanto la construcción de la muralla con México, la deportación en masa de millones de latinos indocumentados, así como la anulación de NAFTA y del DR-CAFTA y la imposición de un arancel de 35% sobre las importaciones desde México, constituyen propuestas de Trump con respecto a América Latina.

Agréguesele, su aparente intención de dejar sin efecto los tratados bilaterales de libre comercio con Chile, Colombia, Perú y Panamá; su inclinación a suspender gran parte de los programas de inversión estratégica en El Salvador, Guatemala y Honduras; su alejamiento del compromiso contraído por Obama con Colombia de aportar $450 millones para viabilizar la transición post-conflicto con las FARC; y su promesa de revocar las órdenes ejecutivas de Obama para la normalización de relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, y estamos ante una política explosiva con consecuencias francamente peligrosas para América Latina.

Si todas sus promesas de campaña se concretan, contribuirían a un mayor empobrecimiento de las economías latinoamericanas y en la devaluación progresiva de las monedas de la región, en la disminución del enorme capital que presuponen las remesas que los emigrantes envían a diario a sus países de origen (sobre $65 billones anuales) para re-invertir en esas economías, en niveles más bajos de competitividad, producción y crecimiento a lo largo del hemisferio, propiciando así la inseguridad e inestabilidad política en esta región del mundo, que por su proximidad geográfica a los Estados Unidos es, sin dudas, indispensable en la estrategia de seguridad nacional de los Estados Unidos.

Resultan claramente venenosas cuando el 25% del tráfico comercial de los Estados Unidos va hacia la América Latina; que los mercados latinoamericanos absorben más de la mitad de lo que se produce en los Estados Unidos; que los empresarios norteamericanos exportan a los mercados latinoamericanos 3 veces más de lo que exportan a China; y que países tales como México y Brasil figuran consistentemente entre los primeros 10 socios comerciales de los Estados Unidos a nivel mundial.

Ante esa realidad indiscutible, geopolítica y de mercados, bien haría Trump en entender que el matrimonio de Estados Unidos con América Latina, no tiene posibilidad de divorcio. 

 

SIN REEMPLAZO DE OBAMACARE

Los republicanos se han estado quejando sobre Obamacare desde su introducción. Han prometido que cuando tengan la oportunidad será derogada. Ahora que su oportunidad ha llegado, encontramos que no tienen respuestas listas para reemplazarla. Pasaron siete años quejándose y no haciendo nada positivo para desarrollar un reemplazo. Por supuesto, es la verdadera naturaleza republicana: quejarse sin soluciones positivas. Donald Trump será su líder perfecto. 

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /