¿CÓMO LOGRAN LOS EQUIPOS DE F1 TARDAR MENOS DE 2 SEGUNDOS EN CAMBIAR 4 NEUMÁTICOS?
LOS INTEGRANTES DE LOS PITS SON LOS HÉROES ANÓNIMOS DE LA FÓRMULA 1
12552A.jpg

Un piloto de Fórmula 1 está en medio de una carrera. Quedan decenas de vueltas para la final. Todos van a más de 300kph. Pero, inevitablemente, llega el momento de hacer reparaciones y cambiar los neumáticos: hay que hacer la crucial parada técnica. El piloto entra en la línea de pits o en boxes. Una veintena de trabajadores se agolpan sobre el vehículo. El auto se levanta sobre los gatos, se cambian los cuatro neumáticos, se limpia el visor del casco del piloto, se dejan caer los gatos y el auto se aleja.

La parte más increíble de todo eso -más allá de la pura precisión y coordinación que se requiere - es que todo el proceso se lleva a cabo en menos tiempo de lo que toma leer esta oración.

En una parada en boxes, cada milisegundo cuenta e incluso uno extra puede significar la victoria o la derrota para el equipo. Puede que el foco de atención esté sobre los piilotos  que conducen los coches pero, a pesar de las apariencias, no ganan por si solos. Las paradas en los pits son un elemento fundamental del automovilismo que los integrantes del equipo de boxes han perfeccionado.

En la categoría Nascar, una típica parada para cambiar cuatro neumáticos, con un equipo de solo 6 personas, toma entre 11-13 segundos.

En carreras de resistencia como las 24 Horas de Le Mans, las paradas tienden a ser más largas, pero aun así toman menos de un minuto.

La escudería británica de F1 Williams, voló en una parada en los pits con un impresionante tiempo de 1,89 segundos en el Gran Premio de Europa, disputado en Bakú en junio de este año.

La primera parada por debajo de dos segundos, que se registró en la F1, fue lograda por el equipo Red Bull en el Gran Premio de EE.UU. en Texas en 2013 con 1,92 segundos.

Durante la parada en los pits ocurren muchas cosas.

En primer lugar, el piloto de F1 entra en la pequeña línea de pits para quedar totalmente al frente del operador del gato a una velocidad cercana a los 60kph.

La parada del piloto debe ocurrir perfectamente a tiempo para evitar que choque con el operario que está esperando y que luego levanta el auto hidráulicamente.

Hasta 12 miembros del equipo cambian los cuatro neumáticos. Tres están listos esperando en cada neumático. Uno de ellos utiliza una pistola neumática de aire comprimido para sacar la única tuerca de la rueda del auto. En algunos casos, estos equipos tienen tanta práctica que encajan la pistola sobre la tuerca, incluso antes de que el auto se detenga por completo.

Luego, otro miembro del equipo saca la rueda, el tercero coloca la rueda nueva y el operador de la pistola la termina de ajustar. Una vez que el operador retira la pistola de la tuerca, un atento mecánico verifica que todo esté bien asegurado. Finalmente, se da una señal al equipo. El piloto está listo para arrancar de nuevo.

La potencia de estas pistolas es tan poderosa que su uso inadecuado puede provocar lesiones graves.

Los equipos han podido lograr esos tiempos récord por una variedad de factores. Para empezar, hacen una cantidad increíble de ensayos en la pista durante un fin de semana y en un coche de pruebas en la fábrica.

Por ahora, es difícil imaginar cómo podrían ser mejorados aún más los tiempos actuales. ¿Quizás paradas de 1,5 segundos?

En todo caso los integrantes de los equipos en boxes de la F1 son los héroes no reconocidos de las escuderías profesionales.  

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /