TRUMP ADVIERTE A FORD Y GENERAL MOTORS PARA DEJAR MEXICO
AMENAZA CON GRANDES IMPUESTOS A LAS EMPRESAS NORTEAMERICANAS SI SIGUEN ALLÍ
12563A.jpg

Ford Motor se replantea el plan de expansión estratégica. El segundo fabricante de coches de Detroit, bajo una intensa presión, anuncia la cancelación de una inversión de 1.600 millones de dólares en México. A cambio, destinará 700 millones a expandir la producción de coches eléctricos en Michigan. El paso se conoce horas después de que el presidente electo, Donald Trump, amenazara a su rival General Motors por vender en el mercado estadounidense, modelos que fabrica en México.

Se trata del primer golpe para uno de los sectores estratégicos de la economía mexicana. Junto con el manufacturero, el sector del automóvil vive literalmente de la demanda del vecino del norte. La gran dependencia con EE UU –casi un 80% de las exportaciones y más de la mitad de la inversión extranjera directa– es uno de motores del crecimiento mexicano y antes de llegar a la Casa Blanca, el efecto Trump ya está haciendo temblar los cimientos mexicanos.

La decisión de Ford confirma el riesgo de una caída de la inversión extranjera directa en México a partir de 2017 y hace probable que el tipo de cambio alcance nuevos máximos en el corto plazo.

La inversión de Ford Motor se anunció el pasado mes de abril, en pleno fervor de la campaña electoral de Estados Unidos. El plan sonó incluso como un desafío al discurso proteccionista del candidato republicano que criticó a las grandes corporaciones por deslocalizar empleos hacia regiones más productivas y con los costos laborales más bajos.

En este caso, la inversión iba a ir destinada a construir un nuevo complejo en San Luis Potosí que daría empleo a 2.800 personas en 2020, cuando la planta de ensamblaje estuviera plenamente operativa. La idea original era concentrar ahí la producción de los utilitarios de pequeño tamaño Ford Fiesta, Ford C-Max y Ford Focus. Este tipo de modelos tienen un margen de beneficio más reducido que los coches grandes y son menos populares en EE.UU. que prefieren los SUV y otros modelos más amplios, especialmente ahora que el precio de la gasolina ha bajado.

Trump cargó duro contra Ford, al decir que era una “vergüenza” que una compañía clave para la industria estadounidense decidiera llevarse el empleo fuera del país y llegó a decir incluso que la estrategia era “como robar caramelos a un niño”. El entonces candidato amenazó con aplicar un arancel del 35% a los coches importados desde México como sanción.

La dirección Ford Motor, sin da ahora un paso atrás sin esperar a que Trump asuma la presidencia y dirigirá en su lugar la mitad de esa inversión a reforzar la planta de Flat Rock (Michigan), donde potenciará la producción de nuevos vehículos eléctricos y dotados con la tecnología de conducción autónoma. Además, expandirá las líneas de ensamblaje del Mustang y el Lincoln Continental.

Ford justifica este paso atrás explicando que cada vez más consumidores en todo el mundo se interesan por vehículos eléctricos y que la compañía está comprometida en liderar este proceso. También indicó que la demanda por utilitarios pequeños cae. 

Ford Motor asegura que continuará con la producción del Ford Focus en la fábrica que ya opera en Hermosillo, para así mejorar la rentabilidad de este modelo.

Donald Trump aplaudió el cambio estratégico afirmando que “en lugar de llevar el empleo y la riqueza fuera, EE.UU. se convertirá en el mayor imán del mundo para la innovación y la creación de empleo”. 

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /