Mayoría de estadounidenses están contra indocumentados
1259A.jpg
WASHINGTON, D.C.— Las percepciones, más que la realidad, determinan muchas de las posturas en contra de la inmigración indocumentada, pero a la vez, los estadounidenses no están cerrados a integrar a ese sector de la población, siempre que sea a través de mecanismos legales, concluyó una encuesta de TNS Market Development.
Por ejemplo, el sondeo conducido entre el 13 y el 19 de junio entre 1,200 personas (400 de cada grupo étnico: anglosajones, afroamericanos y latinos), encontró que 87% de los anglos y 75% de los afroamericanos se oponen con firmeza a la inmigración indocumentada, comparado con sólo 31% de los latinos.
Asímismo, 72% de los anglosajones, 57% de los afroamericanos, y sólo 20% de los latinos creen que la inmigración indocumentada ha tenido un efecto negativo en Estados Unidos.
Según el sondeo, a 73% de los anglosajones, 52% de los afroamericanos y sólo 25% de los latinos les preocupa que los indocumentados hagan que el inglés deje de ser el principal idioma de este país.
Sin embargo, 74% de los latinos están de acuerdo en que aprender inglés es importante, aunque su primer idioma sea el español.
Los anglosajones y los afroamericanos creen que la inmigración indocumentada les quita empleos, son una carga para los sistemas públicos de educación, de salud y de asistencia social.
Los anglos, por ejemplo, citan el temor a que el inglés deje de ser el idioma principal entre sus tres principales preocupaciones. Los afroamericanos citan la preocupación de la seguridad en la frontera y la depresión de los salarios ante una mano de obra indocumentada más barata.
Cuando se les presentó el caso de inmigrantes documentados, un 90% de los anglosajones y 85% de los afroamericanos dijeron que Estados Unidos es verdaderamente la tierra de las oportunidades, pero que todo debe hacerse por la vía legal.
Es decir, a simple vista podría pensarse que los encuestados coinciden con la postura republicana conservadora de enfocarse primero en la seguridad y obviar planes de legalización, sobre todo si se considera que citaron las sanciones a empleadores como la herramienta principal para combatir la inmigración ilegal.
El 76% de los latinos creen que habría un deterioro de la economía estadounidense si todos los indocumentados fueran deportados mañana, en contraste con el 40% de los afroamericanos y 39% de los anglosajones que piensan lo mismo.
Al mismo tiempo los encuestados “no quieren excluir a los indocumentados” de poder lograr el sueño americano. “Sólo quieren que se apeguen a las reglas y a las leyes.
Sin embargo, un estudio reciente del Pew Hispanic Center determinó que los inmigrantes no le quitan empleos a los estadounidenses. “Pero existe la percepción de que se están perdiendo trabajos ante la presencia de inmigrantes y la percepción mucha veces se toma como una realidad.
Según el sondeo, 85% de los anglosajones, 85% de los afroamericanos, y 87% de los latinos dijeron que su voto será definido por la postura de su candidato en torno a la inmigración.
La encuesta reveló que para los encuestados la inmigración NO es el asunto más importante para el país.
Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /