UNA INMENSA MULTITUD DE MUJERES PARTICIPA EN MARCHAS DE LAS MUJERES RESISTIENDO LAS POLÍTICAS DE DONALD TRUMP 
MILES DE PERSONAS EN LITTLE ROCK PROTESTARON CONTRA LA DISCRIMINACIÓN DE MUJERES Y MINORÍAS DEL PRESIDENTE TRUMP
12599A.jpg

Fotos por Brian Chilson, El Latino

Decididas a frenar la “guerra contras las mujeres”, millones de mujeres marcharon el sábado 21 en centenares de ciudades en todo EE.UU.  y del mundo, para protestar contra las políticas del presidente Donald Trump.

La “marcha nacional de mujeres”, que incluyó 617 marchas y protestas en todo EE.UU., pronto se convirtió en una movilización mundial cuando miles de mujeres en unos 60 países, como México, Inglaterra, Francia y Australia, igualmente se sumaron en señal de solidaridad para defender los derechos de las mujeres y otros derechos civiles que temen puedan estar en peligro bajo la presidencia de Donald Trump.

La marcha, que comenzó con una modesta llamada en Facebook creció hasta lo que podría ser una de las manifestaciones políticas más grandes en Washington DC y otras ciudades. Boston, Nueva York, Chicago y Los Ángeles fueron otras de las más grandes.

En Arkansas, unos 4.000 manifestantes marcharon en Little Rock hasta el Capitolio estatal, según la policía estatal y los organizadores.

Desde Nueva York, Filadelfia, Chicago y Los Ángeles a Ciudad de México, Tel Aviv, París, Berlín y Londres, la gente blandía carteles con consignas como "Las mujeres no retroceden" y "Menos temen más amor". En temas como el aborto, la atención de la salud, la diversidad y el cambio climático. Y lo llamaban un sexista, un matón, un fanático y más.

Una descripción sobre la misión del evento indica que luego de que Trump asumió su cargo, la ciudadanía está “dolida y asustada. “En el espíritu de la democracia y en honor a los campeones de los derechos humanos, la dignidad y la justicia que han pasado antes que nosotros, nos unimos en la diversidad para mostrar nuestra presencia en números demasiado grandes para ignorar”, agregan.

Muchas de las participantes están preocupadas por la agenda de Trump, sus comentarios en la campaña que parecían degradar a las mujeres y las acusaciones contra su mala conducta sexual, que el presidente ha negado y quieren transmitir al presidente Donald Trump en su primer día completo en el cargo, que no dejarán que su agenda siga sin ser cuestionada.

"Bienvenidos a su primer día, ¡no nos iremos!", Protestaron los manifestantes en Washington.

El tema de las marchas, pidió poner fin a la violencia contra las mujeres, a los derechos de los trabajadores, a los derechos reproductivos, a la justicia ambiental, a los derechos de los inmigrantes y otros.

Común en cada reunión, hubo repetidas referencias a los comentarios grabados en 2005 de Trump entre bastidores del programa de televisión Access Hollywood, en el que Trump se jactaba de toquetear a las mujeres y decir que podía salirse con la suya porque él era una estrella de televisión.

Al final del día en Washington DC, los manifestantes habían dejado miles de carteles frente al Trump International Hotel, a pocas cuadras de la Casa Blanca. Mucho después de que el programa hubiera terminado, grupos de manifestantes seguían marchando y cantando en diferentes partes de la ciudad.

Los manifestantes llegaron a Washington de todo el país. A las 4 de la tarde del sábado, el sistema de metro había registrado más de 597.000 viajes, un récord de pasajeros de fin de semana, y Amtrak agregó trenes adicionales dentro y fuera de la estación Union.

 

12599B.jpg

 

 POR LO MENOS 4.000 PARTICIPANTES EN LITTLE ROCK CON PRESENCIA DE MUCHAS LATINAS

Durante una hora y media, mientras que 4.000 hombres y mujeres, de acuerdo con la policía estatal y las estimaciones de los organizadores, vestidos de púrpura agitaban carteles de protesta, muchos con la leyenda "Mi cuerpo, mi decisión", los oradores hablaron sobre temas apoyando sus demandas progresistas, junto con expresar sus ansiedades derivadas de la inauguración presidencial del viernes 20 de Donald Trump. Cada orador expresó igualmente su asombro por el número de participantes en la demostración de Little Rock.

Lo que comenzó como un simple evento publicitado de Facebook creado por la residente de Little Rock, Gwendolynn Combs, rápidamente ganó fuerza. En cuestión de días, grupos de todo Arkansas, contribuyeron recursos a la organización al evento, que atrajo a personas de todo el estado.

Combs refirió que esperaba que la marcha del sábado sea el comienzo de lo que pueda ser una campaña sostenida de defensa de las mujeres en el estado. Ella espera que su nueva organización, llamada la Alianza para el Cambio (Be the Change Alliance), pueda ayudar a unificar a los habitantes de Arkansas en temas como derechos reproductivos, de los homosexuales e inmigración.

En nombre de las mujeres latinas del estado, Mireya Reith, presidenta de la Junta de Educación de Arkansas y directora ejecutiva de la Coalición de Comunidades de Arkansas, criticó las leyes estatales dirigidas a los extranjeros que viven ilegalmente en el estado.

Uno de esos proyectos de ley HB1042, prohibiría las "políticas de santuarios para migrantes" en las universidades públicas, amenazando quitarles el financiamiento estatal si no cumplían con las leyes federales de inmigración. Es una propuesta que "nos asusta más", dijo Reith.

"Los legisladores de Arkansas quieren quitarnos nuestros derechos de poder tener universidades, de tener conversaciones sobre cómo ser accesibles. Lo que esta ley haría, es quitar las protecciones contra el perfilamiento racial de nuestros inmigrantes facilitando que cualquier individuo pueda ser detenido y le exijan verifuicar su estatus migratorio en su universidad" señaló Reith.

La Alianza para el Cambio recopiló miles de nombres y direcciones de correo electrónico de los manifestantes que participaron el sábado, dijo Combs, para que con el éxito logrado esta vez, se pueda convertir la marcha en un evento anual.

Un grupo de 54 residentes de Arkansas (51 mujeres y 3 hombres) hicieron el viaje de 1.000 millas hasta Washington DC para unirse unieron a otros miles de estadoun n idenses para hacer oír sus voces en el centro de Washington, D.C. 

 

Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /