MEXICANOS APLAUDEN CANCELACIÓN DE VISITA DE PEÑA NIETO A WASHINGTON
TRUMP CONSIDERÓ QUE EL ENCUENTRO NO HUBIERA SIDO FRUCTÍFERO. AMBOS PRESIDENTES ACUERDAN NO HACER DECLARACIONES PÚBLICAS SOBRE EL PAGO DEL MURO
12633A.jpg

La sociedad mexicana recibió con agrado” aunque con sorpresa la cancelación del viaje que realizaría el presidente Enrique Peña Nieto a su homólogo estadounidense Donald Trump el martes 31, con miras a limar asperezas de la relación bilateral que se deteriora cada día con la construcción del muro y un futuro incierto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA).

Diversos políticos e intelectuales habían sugerido previamente a Peña Nieto cancelar su visita ante las constantes intimidaciones de Trump.

“Si México no está dispuesto a pagar el tan necesario muro, entonces sería mejor cancelar la inminente reunión con Peña Nieto”, señaló Trump en su cuenta personal de Twitter.

Dos horas después, Peña Nieto respondió por la misma red social: “Esta mañana hemos informado a la Casa Blanca que no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes 31” A través de un breve mensaje grabado en vídeo, el presidente mexicano se limitó a reprobar la construcción del muro, insistió en que de ningún modo México lo pagaría, pero mantuvo su agenda abierta. 

Posteriormente el viernes 27, Trump y Peña Nieto platicaron telefónicamente por una hora y los dos mandatarios acordaron no hablar públicamente sobre cómo será financiado el muro. Los gobiernos de ambos países confirmaron la noticia a través de comunicados de prensa en textos prácticamente idénticos.

Sobre la conversación el gobierno de México agregó que los presidentes hablaron sobre “el déficit comercial de EE.UU. con México, la importancia de la amistad entre nuestras naciones, y la necesidad de que nuestros países trabajen juntos para detener el tráfico de drogas y el flujo ilegal de armas”.

Asimismo, ambos mandatarios instruyeron a sus equipos para continuar el diálogo en pos de fortalecer la “importante relación estratégica y económica de manera constructiva”.

Trump y Peña Nieto reconocieron sus profundas diferencias sobre el muro fronterizo y acordaron continuar con el diálogo "como parte de una discusión integral" sobre la relación de los dos países, según la Presidencia de México que añadió que ambos mandatarios acordaron no hacer declaraciones públicas sobre el polémico tema.

Entre tanto, el presidente Trump describió la conversación con Peña Nieto como “muy, muy amistosa” insistiendo al mismo tiempo que mantendría una postura dura sobre el comercio con su vecino del sur. “México le ha ganado las negociaciones a EE.UU. muy duramente debido a nuestros líderes pasados”, dijo Trump. “Nos han hecho ver como unos tontos”.

Añadió que reforzaría la “suave y débil” frontera y evitaría que los trabajos de los estadounidenses salgan fuera de las fronteras de su país. “Ya no vamos a seguir siendo el país que no sabe lo que hace, así que renegociaremos nuestros acuerdos comerciales y otros aspectos de la relación con México”, añadió Trump.

Trump insistió en que el muro será construido y que no serán los americanos quienes lo paguen. “No vamos a pagar por ese muro… y se lo dije al gobierno mexicano”, apuntó. “Trillones de dólares de impuestos se han destinado a la inmigración ilegal… pero ellos no nos respetan… no aceptaremos a criminales que intenten volver a nuestro país”, dijo.

También indicó que el Tratado de Libre Comercio es un mal negocio para los EE.UU., por lo que está decidido a modificarlo para beneficio de su país.

La decisión, que abre profunda crisis diplomática entre ambas naciones, llega después de que el mandatario estadounidense firmase el miércoles 25 la orden de construir un muro en la frontera.

Nunca en las últimas décadas la relación entre EE.UU. y México había pasado por un momento tan crítico. En el aire ha quedado ahora mismo la estabilidad de una relación entre dos países que comparten más de 3.100 kilómetros de frontera e inmensos nexos demográficos, culturales y económicos.

En cualquier caso, suspendida la reunión y quebrada la confianza, lo que ha quedado es una puerta abierta a una crisis cuyas consecuencias aún son difíciles de calibrar. Y en el terreno bilateral, la incógnita queda abierta. Si no hay negociación, presumiblemente el tratado, después de 23 años de vigencia, quede enterrado.

Para EE.UU. será un golpe, pero para México supondrá un terremoto. 

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /