Y SÓLO LLEVAMOS UNA SEMANA CON TRUMP...
12634A.jpg

La primera semana como presidente de Donald Trump, estuvo plagada de acontecimientos que para sus seguidores  extremistas son un regalo del cielo, y para el resto del país y del mundo, muestran un Estados Unidos distinto: el que se aparta de su tradición inmigrante y de ser símbolo de esperanza y compasión para los más desprotegidos y modelo de superación para quienes trabajan duro.

Los excesos del mandatario, empero, se toparon con resistencia: acciones judiciales, protestas a través del país, y la condena de figuras políticas, incluso republicanas.

Trump concretó mediante decretos presidenciales, las prejuiciosas promesas que formuló durante la campaña presidencial: tomó medidas para crear una política de deportación nacional, sembrando temor entre la comunidad indocumentada y sus familiares ciudadanos y residentes permanentes. Y además vetó a los refugiados de todos los países por 120 días, anuló indefinidamente el ingreso de refugiados sirios, y prohibió el ingreso por 90 días de ciudadanos de 7 países predominantemente musulmanes (Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemén), sembrando caos en aeropuertos nacionales y en el extranjero, pues la orden afecta no solo a refugiados sino a personas con visados de viaje e incluso a residentes permanentes que procedan de cualquiera de los mencionados 7 países y se encuentren viajando fuera de Estados Unidos.

Durante el fin de semana decenas fueron detenidos en aeropuertos o Impedidos de abordar aviones con rumbo a EE.UU.. Trump cumple así con su anunciado "veto musulmán" aunque por el momento, jueces federales frenaron temporalmente la orden para evitar la deportación de los nacionales de esos países, refugiados y otros, que ya arribaron a aeropuertos estadounidenses.

Con la prohibición a musulmanes, Trump concreta su retórica de campaña de que ser musulmán equivale a ser “terrorista” porque estarían eximidos los cristianos que provengan de las 7 naciones afectadas.

Curiosamente Arabia Saudí no forma parte de la lista, a pesar de que 15 de los 19 terroristas implicados en los atentados del 11 de septiembre de 2001, eran saudíes. El resto eran de Egipto, los Emiratos Árabes Unidos y Líbano, pero esas naciones no están incluidas como tampoco lo está Pakistán, donde fue encontrado y eliminado, Osama bin Laden.

En el caso de la política de deportación, la orden de Trump oficializa su afirmación de que ser inmigrante equivale a ser "delincuente". Su orden ejecutiva migratoria asegura que solo se centrarán en inmigrantes delincuentes que suponen una amenaza para la seguridad nacional y la seguridad pública. No obstante, el lenguaje de la propuesta es tan amplio y concede tantos poderes a agentes migratorios y policías locales, que cualquier inmigrante sin documentos podría convertirse en “deportable” aunque nunca haya sido ni acusado ni condenado de delito alguno.

Y con la propuesta del muro, Trump también se enfrascó en un “toma y daca” con el gobierno mexicano, que incluyó amenazas arancelarias si México no paga el sin considerar la importante relación entre ambas economías y el impacto que puede tener sobre trabajadores y productos a ambos lados de la frontera.

Con sus ordenes ejecutivas, Trump demuestra ser una aplanadora; que para componer un problema, se lleva todo por delante sin considerar circunstancias especiales ni los efectos humanitarios, económicos, de seguridad y de política exterior que puedan afectar.

Muchos ya lo tildan como “el rey del caos” y sólo llevamos una semana con Trump… 

 

Edición de esta semana
¡Feliz Año 2019!
La última noche del año tiene siempre algo de mágico y se presta a toda clase de conjuros y rituales que, aunque tienen diferentes manifestaciones, persiguen el objetivo común de atraer prosperidad y buena suerte en los 365 días siguientes.   / ver más /
Apenas dos semanas antes de asumir el cargo, el alcalde electo de Little Rock, Frank Scott Jr., ha nombrado a las 11 personas que liderarán su equipo de transición.   / ver más /