LAS PRESIONES PROTECCIONISTAS DE TRUMP COLOCAN A MÉXICO ANTE UNA DIFICULTAD ECONÓMICA
AL DEBILITAMIENTO DEL SECTOR AUTOMOTRIZ SE SUMAN LA CAÍDA DEL PESO, LA INFLACIÓN Y RECORTES DEL GASTO PÚBLICO
12700A.jpg

Donald Trump aún no ha llegado a la Casa Blanca, y ya está apretando las tuercas al vecino del sur. Sólo en una semana, tres multinacionales de sector automovilístico −General Motors, Ford y Toyota− han sufrido los desafíos proteccionistas del magnate a golpe de tuit: “devuelvan la producción a suelo estadounidense o paguen un fuerte impuesto”. 

Ford ya ha respondido cancelando una importante inversión en México y es muy probable que no sea el único en dar marcha atrás. El debilitamiento de uno de los sectores clave de inversión extranjera– llega en un momento delicado para México y abre la puerta de un incierto futuro económico.

Con la caída del peso frente al dólar, la inflación al alza por los incrementos de la gasolina y la luz, repetidos recortes del gasto público, una reforma energética definitivamente endeble y los mercados financieros listos para colapsar al menor resbalón, la promesa de una tasa de crecimiento del 5% anual con la que inauguró Peña Nieto su mandato, queda hoy como una dulce ilusión.

El sector automovilístico ha sido uno de los grandes beneficiados del Tratado de libre comercio en Norteamérica (NAFTA). En 22 años, la producción de coches en México se ha multiplicado por tres y las exportaciones hacia sus dos socios (EE.UU. y Canadá) crecieron más de un 80%. Se ha convertido en el primer productor de América Latina –desbancando a Brasil– y el octavo del mundo, por encima de Francia o España. 

Hasta 17 fábricas de las principales marcas del mundo están establecidas en México. El sector automovilístico genera cerca de un millón de empleos en el país. La mayoría se encuadran en la clásica cadena de montaje–pintura, electricidad, ensamblaje– mientras que los empleos que requieren mayor formación y salario –diseño, ingeniería, investigación– originan en Europa, EE.UU., Japón, casi nunca de México. 

Una cancelación del NAFTA, como ha planteado el magnate, provocaría un movimiento de impredecibles consecuencias.

Cinco sectores concentran el 60% del producto interno bruto (PIB) o sea el valor de todos los bienes y servicios finales producidos en la economía en México: manufactura, comercio, servicios inmobiliarios, construcción y minería. Todos han registrado desaceleraciones respecto al año anterior. El peso se ha devaluado más de un 50% en los últimos dos años. 

El mayor riesgo es que la inestabilidad provoque una salida de capitales extranjeros. La deuda es hoy -48%- casi el doble que hace una década y el déficit camina por el filo de la navaja del 3%. 

Por el lado bueno, las reservas fiscales son grandes y el envío de remesas desde EE.UU. está subiendo como la marea, paradójica mente, por el miedo al efecto Trump. 

 

Edición de esta semana
CENTRO “SEIS PUENTES” SE ASOCIA A LA CÁMARA DE COMERCIO DE NORTH LITTLE ROCK 
En una simbólica ceremonia el jueves 28 de junio, el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes de North Little Rock se asoció oficialmente a la Cámara de Comercio de la misma ciudad.   / ver más /
EL LATINO acaba de recibir una queja de una madre de un alumno de ultimo año de la Escuela Secundaria Mills University Studies en el distrito escolar especial del condado de Pulaski, porque en la transcripción de calificaciones del Departamento de Educación de Arkansas donde se ve que tomó 8 clases, (este año escolar solo tomaban 7) y en la clase extra (orquesta) le asignaron una calificación F.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
EL PAÍS DA UN INÉDITO GIRO A LA IZQUIERDA CON LOS CONOCIDOS DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES.   / ver más /