TRUMP Y SU DUDOSA MISERICORDIA

Por Maribel Hastings, asesora ejecutiva de America’s Voice

WASHINGTON, DC - Al presidente Donald Trump le pasa como al pastorcillo en el cuento del lobo. Ha dicho tantas mentiras y falsedades que cuando actúa, según él por “compasión”, es difícil creer en sus verdaderas intenciones.

12908B.jpg
Maribel Hastings

La semana pasada ordenó un ataque con misiles a una instalación militar Siria en respuesta al ataque con gas sarín del régimen de Bashar al-Asad contra civiles, que cobró la vida de 84 personas, incluyendo niños.

Trump dijo que las imágenes lo sacudieron y agregó que “ningún hijo de Dios debe sufrir jamás tal horror”.

Independientemente de las motivaciones de Trump para ordenar el ataque, sea compasión real o pasajera, desviar la atención de las investigaciones sobre sus vínculos con Rusia, o resultado de un presidente sin claras políticas públicas que actúa más por arranques que por clara ideología, la realidad es que lo menos que Trump ha demostrado como civil, candidato y presidente es compasión.

Trump condujo una campaña brutal de ataques personales contra sus adversarios republicanos y demócratas. Cuando amarró la candidatura presidencial, se ensañó contra Hillary Clinton y en sus mítines de campaña alentó el odio e incluso la violencia física entre sus fieles seguidores. Ha mentido y entorpecido las pesquisas que buscan determinar si, en efecto, miembros de su campaña y equipo coordinaron con Rusia esfuerzos para ayudarlo a ganar la presidencia.

Como candidato y como presidente Trump ha promovido políticas migratorias y sobre refugiados carentes de cualquier viso de compasión.

Aunque sus órdenes ejecutivas sobre refugiados y musulmanes están bloqueadas, su esencia es cruel: cerrar las puertas de Estados Unidos a refugiados que huyen de la violencia. Parece que solo generan la compasión de Trump si los atacan con armas químicas y las imágenes lo confirman, porque de otro modo le hace honor a aquello de que ojos que no ven, corazón que no siente.

Y en materia migratoria no se queda atrás.

Trump ha dicho que los DREAMers están cercanos a su corazón y todavía no anuncia si revocará o no la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) que protege a estos jóvenes de la deportación y les concede permisos de trabajo. Pero parece que no tiene ningún problema en deportar a los padres y familiares de esos DREAMers.

La compasión también se echa por la borda contra los inmigrantes que han sido detenidos y deportados sin realmente representar una amenaza para sus comunidades o nuestra seguridad nacional. Trump asegura que sólo se está centrando en criminales, pero no es verdad. Su Fuerza de Deportación anda desatada y no le importa ni dónde ni cuándo no cómo actúa, así sea frente a aterrorizados niños.

Como tampoco muestra compasión por los más de cinco millones de niños ciudadanos que tienen al menos un padre indocumentado, muchos de los cuales enfrentan un diario vivir incierto ante la posibilidad de que al regresar de la escuela uno de sus padres o ambos hayan sido detenidos y deportados. Trump ve a los indocumentados en un vacío y no como seres humanos que son parte de familias y comunidades y que, en la gran mayoría de los casos, son personas productivas con vidas establecidas en este país.

Estamos en medio de la Semana Mayor y para muchos creyentes es oportunidad para la introspección. Para otros el Conejo de Pascua es más importante que las enseñanzas religiosas; y otros, quizá los más, usan estas fechas para envolverse en una falsa bandera de compasión que solo muestran de cuando en vez y de vez en cuando, aunque no sea genuina.

Como Trump y su estrenada “compasión”, pues como dice el dicho: en boca del mentiroso, lo cierto se hace dudoso. 

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /