EN MÉXICO EL ROBO DE COMBUSTIBLES ES UN DELITO MÁS RENTABLE QUE LAS DROGAS 
PEMEX TIENE LA TECNOLOGÍA PARA DETECTAR LAS TOMAS CLANDESTINAS, PERO NO LA CAPACIDAD DE DESPLIEGUE PARA IMPEDIRLAS Y DETENER A LOS RESPONSABLES
13007A.jpg

El robo de hidrocarburos en México es, en ocasiones, un negocio más rentable que las drogas y ya representa la segunda fuente de ingresos del crimen organizado, informaron expertos.

“Es una actividad muy redituable, un negocio más lucrativo, en sus periodos de mayor éxito, que las drogas”, dijo Armando Rodríguez Luna, investigador sobre crimen organizado en el Colectivo de Análisis de Seguridad con Democracia (Casede).

Según datos del medio digital Animal Político, divulgados en febrero pasado, la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) tuvo pérdidas por 62.761 millones de pesos (3.291 millones de dólares), en el periodo 2009-2012, debido a fugas y robo de combustible.

Las pérdidas suman ya 97.000 millones de pesos (unos 5.086 millones de dólares) en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, iniciado en diciembre de 2012.

Durante la última década, este delito pasó del control de los cárteles de las drogas a grupos locales, que ha disparado la violencia.

De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), desde 2010 este delito ha crecido un 400 %. En 2016 se detectaron en México un total de 6.159 tomas clandestinas de combustible, una cifra casi 800% superior a la registrada en 2010.

Sobre las perspectivas de ponerle un freno a esta actividad, el investigador Rodríguez Luna lo consideró complicado en el corto plazo por las dificultades y la falta de capacidad de Pemex para combatirla. En la actualidad, existen formas de controlar este delito, como el llamado marcaje molecular, que colorea algunas moléculas del hidrocarburo para detectarlo en el punto de venta.

“La participación federal va a ser importante pero no es suficiente; Pemex tiene la tecnología para detectar las tomas clandestinas, pero no tiene la capacidad de despliegue para impedirlas y detener a los responsables”, apuntó.

Datos de la PGR señalan que las entidades más afectadas por el robo de combustible son Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, en el norte y oriente del país; Guanajuato, Estado de México, Puebla, en el centro, y Jalisco y Sinaloa en el occidente.

El pasado 27 de abril, la Cámara de Diputados reformó la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos para elevar las penas por el robo de gasolinas. Las nuevas penas van de cuatro a seis años de cárcel si el robo es menor a 300 litros y llegan hasta 17 años si la cantidad sustraída supera los 2.000 litros. También se establece una pena de 12 años de prisión para quienes transporten o vendan el combustible. 

 

Edición de esta semana
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
¿Quién sabe exactamente lo que las etiquetas políticas significan? Si un liberal apoya la atención médica asequible para todos, la educación pública de calidad para todos, la reducción de la disparidad de ingresos, una fuerte defensa nacional basada en el liderazgo estadounidense en una coalición de naciones comprometidas con la democracia y los derechos humanos en todo el mundo, entonces es tildado de socialista.   / ver más /