López Obrador es designado único “presidente legitimo" de México
1301A.jpg
MÉXICO, D.F.— La Convención Nacional Democrática (CND) realizada el domingo 16, declaró “presidente legítimo” de México a Andrés Manuel López Obrador, quien “tomará posesión” el 20 de noviembre y cuyo propósito será la creación un “gobierno nacional e itinerante” que tenga como objetivo “el establecimiento de una nueva república”.
Al aceptar el nombramiento, el ex candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos manifestó que “hoy es un día histórico”, porque tal convención “ha proclamado la abolición del actual régimen de corrupción y privilegios; ya ha sentado las bases para la construcción del establecimiento de una nueva república”.
Sostuvo que ni él ni sus seguidores actúan “ por capricho o por interés personal”, sino que esa decisión y la de millones de mexicanos es “una respuesta firme y digna a quienes volvieron la voluntad electoral en apariencia y han convertido a las instituciones políticas en una farsa grotesca”.
Ante miles de sus simpatizantes, que resistieron la intensa lluvia, López Obrador dijo que aceptaba el cargo de presidente “frente a la operación fraudulenta que lesionó la democracia electoral y que intenta detener la democratización económica, social y cultural, frente al uso faccioso del Poder Ejecutivo y los recursos públicos de un candidato y un partido, frente a la intromisión ilegal y pandilleril de un buen número de empresarios y caciques sindicales”.
Lamentó que las instituciones como el Instituto Federal Electoral (IFE), el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estén secuestradas, y que ante “todo esto y con todo y el cúmulo de pruebas que hemos presentado, y que fueron tramposamente desechadas, mantenemos una certidumbre de que ganamos la elección presidencial”.
Dijo aceptar “el cargo de presidente de México, porque rechazamos la imposición y la ruptura del orden constitucional”.
Sostuvo que la actual crisis política se originó en el proyecto salinista que “convirtió al gobierno en un comité al servicio de una minoría de banqueros, hombres de negocios vinculados al poder, especuladores, traficantes de influencias y políticos corruptos”.
Dijo que a partir de la generación de esta red de “intereses y complicidades”, las políticas nacionales “se subordinaron al propósito de mantener y acrecentar los privilegios de unos cuantos, sin importar el sentido del país y la suerte de la mayoría de los mexicanos, y, desde entonces, el principal lineamiento del régimen ha sido privilegiar los intereses financieros sobre las demandas sociales, y aun sobre el interés público”.
Miles de personas que se congregaron en el Zócalo presenciaron la designación sin dejar de gritar consignas como: “¡El Peje presidente!”, “¡No estás solo!”, y “¡Es un honor estar con Obrador!”
A sus adversarios, el recién nombrado presidente preguntó: “¿Creen acaso que el ‘pelele’ que impusieron [Felipe Calderón] les va a garantizar tranquilidad y normalidad política? ¿Creen acaso que ahora sí nada les impedirá quedarse con el gas, la industria eléctrica y el petróleo? ¿Creen acaso que seguirán impunemente haciendo jugosos negocios al amparo del poder público y disfrutando de sus privilegios fiscales? ¿Creen acaso que seguirán sobajando al pueblo de México? ¡Se equivocan! ¡No pasarán!”
Hizo hincapié en que, por estas razones, la CND, y de conformidad con el Artículo 39 de la Constitución vigente, ha decidido “romper con ellos, porque estamos decididos a defender nuestra soberanía y a emprender el camino para una nueva república”.
López Obrador resaltó que sus rivales “pueden quedarse con sus instituciones piratas y con su presidente espurio, pero no podrán quedarse con el patrimonio de la nación ni con nuestras convicciones ni con nuestra dignidad”.
Anticipó el perredista que “defenderemos el derecho a la esperanza de nuestro pueblo”, y que en esta posición “no aceptamos que millones de niños desnutridos y enfermos no tengan porvenir; no aceptamos que a los jóvenes que nacieron bajo el signo del neoliberalismo se les quite el derecho al estudio; no aceptamos la discriminación por motivos religiosos, étnicos o sexuales; no aceptamos que la mayoría de los aldeanos vivan en el abandono; no aceptamos que millones de mexicanos se vean obligados a abandonar a sus familias y sus pueblos para ir a buscar trabajo del otro lado de la frontera”.
La nueva república tendrá como objetivo superior, detalló, “promover el bienestar, la felicidad y la cultura de todos los mexicanos”, con una sociedad “verdaderamente justa, elevada sobre la base de la democracia y defensa de la soberanía nacional, vamos a persuadir y convencer que, por el bien de todos, primero los pobres, construiremos una nueva legalidad, donde las instituciones se apeguen al mandato constitucional y sirvan a todos por igual y protejan al débil ante los abusos del fuerte”.
Para AMLO, de ahora en adelante el pueblo mexicano estará dividido políticamente en dos “agrupamientos distintos y contrapuestos, derechistas y progresistas”.
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /