Más migrantes aprueban examen de ciudadanía
1303A.jpg
NUEVA YORK.— Los exámenes de inglés y civismo que hay que tomar antes de hacerse ciudadano causan temor y nerviosismo a muchos inmigrantes. Pero parece que el león no es tan fiero como lo pintan: de acuerdo con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), la mayoría de los inmigrantes que toman los exámenes, lo pasan sin problemas.
El 84% de los inmigrantes pasan las pruebas de inglés y civismo la primera vez que las toman, de acuerdo con un estudio realizado a principios de este año para el USCIS.
Y los inmigrantes que fracasan en el primer intento de tomar el examen obtienen aun mejor resultado en el segundo intento: 93% pasa la prueba la segunda vez, según el estudio.
Los grupos que trabajan con inmigrantes quedaron “gratamente sorprendidos” al ver los resultados del análisis, dijo Laura Burdick, subdirectora de la Red Católica Legal de Inmigración, en Washington. Dijo que antes de ver los resultados del estudio, “pensábamos que la mayoría de las personas estaban siendo rechazadas [en sus solicitudes de ciudadanía] por la falta de inglés”. Los resultados de este análisis deben servir como estímulo para que más gente se atreva a naturalizarse, agregó.
Sin embargo, hay grupos para los cuales el examen sí representa un obstáculo, sobre todo las personas mayores de 65 años: menos de la mitad de quienes están en ese grupo logran pasar el examen en el primer intento. En el segundo intento, un 70% pasa —mejor resultado, pero por debajo del promedio.
La proporción de personas que tiene éxito en el examen también es más baja para los inmigrantes del Caribe y Centroamérica en comparación con personas que vienen de otras partes del mundo, de acuerdo con el documento.
El estudio sobre los resultados de los exámenes de inglés y civismo fue parte de un proceso iniciado hace más de cinco años para rediseñar los exámenes.
El director de la Oficina de Ciudadanía de USCIS, Alfonso Aguilar Sartori, indicó que para enero de 2008 ya se estarán dando los nuevos exámenes, y los prototipos deben estar listos ya el próximo año. El proceso de rediseñar el examen ha tomado ya más de cinco años, con incontables reuniones y contratos con por lo menos dos firmas privadas.
Aguilar repitió la promesa que ha hecho en los últimos meses a organizaciones de inmigrantes: el examen va a cambiar, pero no será más difícil. Dado que los residentes que no pasan el proceso de ciudadanía probablemente se quedan en Estados Unidos, “no ganamos nada penalizando a la gente, haciendo el proceso más difícil”, comentó Aguilar.
Las pruebas escritas se basan en listas de preguntas que los inmigrantes pueden estudiar antes de tomar el examen.
La lista en asuntos de civismo consta de 96 preguntas. En el examen se le presentan 10 de ellas al solicitante, que tiene que responder correctamente a seis.
Con el rediseño se busca tener un examen más consistente, y con más significado, dijo el director de la Oficina de Ciudadanía.
“Uno de los componentes fundamentales es el de asimilación”, señaló Aguilar.
El proceso debe promover “la adhesión a esos principios cívicos”, agregó Aguilar. “Si eres ciudadano estadounidense, tienes que ver a EUA como tu patria”, y el examen puede ser una herramienta para que los nuevos ciudadanos se sientan más integrados al país. Dijo que los resultados de los exámenes demuestran que los examinadores de inmigración “toman en cuenta el elemento humano” y son justos.
De acuerdo con la ley, los solicitantes deben demostrar:
“Un entendimiento del idioma inglés, incluyendo la habilidad de leer, escribir y hablar ... palabras simples y frases ... de uso ordinario en el inglés”.
“Conocimiento y entendimiento de los fundamentos de la historia, y de los principios que forman el gobierno de Estados Unidos”.
Esto significa que, para ser elegible para naturalización, usted debe leer, escribir y hablar inglés básico. También debe tener conocimiento básico de la historia y el gobierno de EUA [civismo]”.
Ciertos solicitantes están exentos del examen debido a su edad o impedimento físico.
Los casos son los siguientes:
a) Si tiene sobre 55 años y ha vivido como residente permanente por un periodo que totalice 15 años, usted no tiene que someterse a la prueba de inglés; tiene que tomar el examen de civismo en el idioma de su preferencia.
b) Si tiene sobre 65 años y ha vivido en Estados Unidos como residente permanente por periodos que totalicen 20 años, puede tomar una versión más simple de la prueba de civismo en el idioma que escoja. Usted debe satisfacer estos requerimientos al momento de presentar su solicitud. Para ser elegible por una de estas excepciones, su tiempo como residente permanente no tiene que ser continuo. Es elegible para la excepción siempre que su tiempo de residencia en Estados Unidos (como residente permanente) sea al menos de 15 a 20 años.
El hecho de que tantos inmigrantes estén pasando las pruebas de inglés no significa que la gente se esté haciendo ciudadana sin dominar el idioma, según Aguilar. “Yo creo que la mayoría de las personas que pasan el examen, que son la mayoría, hablan inglés”, dijo Aguilar.
Indicó que de todas formas la ley no obliga a demostrar que los inmigrantes tienen dominio perfecto del idioma, sino que tienen “fluidez funcional” y pueden comunicarse a su nivel.
El examen de inglés para los candidatos a la ciudadanía se implementó hace 100 años, y las preguntas que se usan ahora se prepararon en la reforma de 1986.
Edición de esta semana
LOS RESIDENTES DE LITTLE ROCK ELIGEN A FRANK SCOTT Jr. COMO NUEVO ALCALDE
Frank Scott Jr., un banquero y pastor asociado que se crió al sur de la carretera interestatal 630 que divide la ciudad de Little Rock por raza y situación económica, fue elegido el martes 4 como nuevo alcalde de la capital de Arkansas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los legisladores de Arkansas van a tener mucho que discutir en la próxima sesión legislativa que comienza el 14 de enero, y uno de los muchos temas que abordarán es si aprobar un mayor aumento de fondos por estudiante para las escuelas en varios años.    / ver más /