SE DISPARAN SOLICITUDES DE CIUDADANÍA DESDE ELECCIÓN DE TRUMP
EL ÚNICO BENEFICIO QUE PROTEGE REALMENTE DE LA EXPULSIÓN A LOS NACIDOS EN EL EXTRANJERO
13077A.jpg

Cuando Donald Trump prometió deportar a los 11.1 millones de inmigrantes indocumentados si llegaba a ser presidente, pocos le creyeron.

Aunque Trump modificó su postura después de jurar el cargo de presidente en noviembre, limitándola a dos o tres millones de personas, su promesa original llevó a un número cada vez mayor de extranjeros a solicitar la ciudadanía, el único beneficio de inmigración que protege realmente de la expulsión, a los nacidos en el extranjero.

Cifras recientes compiladas por la oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración de Estados Unidos (USCIS) parecen confirmar la conclusión de que cada vez más residentes permanentes solicitan la naturalización.

En el año fiscal 2015, por ejemplo, se presentaron cerca de 782,975 solicitudes de ciudadanía, pero el número aumentó a casi un millón al año siguiente, cuando Trump se convirtió en candidato, mayormente porque se centraba en la cuestión inmigratoria. A finales del primer trimestre del año fiscal 2017, que se extendió del 1 de octubre al 31 de diciembre del 2016, cuando Trump ya era presidente electo, el número de solicitudes de ciudadanía había llegado a 239,628, en comparación con 187,635 solicitudes en el primer trimestre del 2016, un aumento del 27.7 por ciento.

Cuando Trump firmó una de sus primeras órdenes ejecutivas sobre inmigración, deteniendo temporalmente el programa de refugiados y la llegada de visitantes e inmigrantes de 6 países mayormente musulmanes, algunos funcionarios estadounidenses indicaron que incluso los titulares de tarjetas verdes de esos países podrían ser excluidos. Desde entonces se ha aclarado que los residentes permanentes con tarjeta verde no serán afectados. En tanto, la prohibición de viajes impuesta por Trump parece dirigirse a la Corte Suprema después que un tribunal federal de apelaciones la bloqueó la semana pasada.

La preocupación se convirtió en un temor generalizado cuando firmó su primera orden ejecutiva sobre inmigración, que obligó a funcionarios de inmigración a detener a inmigrantes que han sido condenados por delitos o que han sido acusados de cometer un delito. Además, cualquier extranjero que se encuentre en el país sin papeles puede ser detenido y colocado en proceso de deportación.

No hay duda de que hay más interés en ser ciudadano. Ha habido muchos casos de residentes permanentes que regresando a Estados Unidos fueron detenidos en la frontera o en el aeropuerto, y los residentes permanentes están encontrando más dificultades, especialmente si tienen antecedentes penales.

Durante la presidencia de Barack Obama, las autoridades de inmigración se concentraban mayormente en la detención y deportación de los extranjeros que habían sido condenados por delitos. 

 

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /