PROYECTO DE PRESUPUESTO FISCAL DE TRUMP ARREMETE CONTRA LOS PROGRAMAS SOCIALES 
CERCENA LAS AYUDAS A LOS DESFAVORECIDOS, AUMENTA EL GASTO MILITAR, DESTINA $1.400 MILLONES AL MURO CON MEXICO, REDUCE LOS IMPUESTOS A LOS MÁS RICOS Y A LAS EMPRESAS. PROPONE RECORTES A PROGRAMAS FEDERALES PARA LOS MÁS DESFAVORECIDOS, COMO CUPONES PARA ALI
13079A.jpg

Nunca se vieron tan claramente las intenciones de. Bajo la promesa de restaurar el sueño americano, Donald Trump presentó el martes 23, su gran proyecto de presupuesto. Un plan de $4,09 billones para 2018, que solo permite el aumento de las partidas destinadas a defensa y seguridad nacional, incluyendo el muro con México, pero que propone recortes de tal magnitud que dejarán los programas sociales y de salud para los más desfavorecidos, al borde de la desaparición.

Designado con el pomposo nombre de “Nuevo Fundamento de la Grandeza Americana”, el presupuesto exhibe los prejuicios de Trump. Los inmigrantes sin papeles, los desfavorecidos y sus hijos, la población subsidiada y hasta los discapacitados, cupones para alimentos y pagos por discapacidad, pasan por la guillotina contable. Ya no se trata solo del recorte del Obamacare, la reforma que amplió el seguro médico a 20 millones de estadounidenses, sino de la caída de los grandes programas que han logrado dar estabilidad a una sociedad con más de 40 millones de pobres.

En 10 años Trump y sus asesores prometen que su plan reducirá el gasto público en $3,6 billones, controlará el déficit fiscal y rebajará la deuda pública del 76% al 59%. 

Para lograrlo, confían en un crecimiento sostenido del PIB (producto interior bruto). Esta es la piedra angular de su proyecto y, a su vez, su punto más débil.

El plan de Trump, propone la rebaja de la tributación para los más ricos (del 39% al 35%), facilita la repatriación de capital corporativo, simplifica los impuestos individuales y reduce el impuesto de corporaciones del 35% al 15%. En paralelo, propone movilizar $200.000 millones de dinero público para incentivar la inversión en infraestructuras (carreteras, puentes, etc.).

Trump apuesta por la seguridad. La partida militar aumenta un 10% y permite sumar 56.400 soldados al servicio activo, así como adquirir 84 aviones de combate y 8 navíos de guerra. También se refuerzan las fronteras con tecnología y nuevas infraestructuras. Entre ellas, el muro con México al que se destinan $1.600 millones.

En cualquier caso, el plan no es definitivo y es probable que sufra revisiones sustanciales en el Capitolio antes de la aprobación final.

En noviembre de 2018 se renueva toda la Cámara de Representantes y 34 de los 100 escaños del Senado. Ante el miedo a perder, cabe la posibilidad de que los congresistas republicanos se dividan y que, como ya ocurrió con el primer proyecto de reforma sanitaria, Trump no logre mayoría para su presupuesto. 

La batalla del presupuesto no ha hecho sino empezar. 

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /