Presidente Bush escogió a juez conservador para la Corte Suprema
El anuncio causa decepción entre latinos que esperaban la nominación de un juez de esta minoría
131A.jpg
El presidente George W. Bush escogió el martes 19 al juez federal de apelaciones John G. Roberts Jr. para ocupar un escaño en el Tribunal Supremo, deleitando así a los republicanos, mientras enervó a algunos demócratas con la selección de un joven jurista con impecables credenciales conservadoras.
Roberts, de 50 años, sucederá a la jueza Sandra Day O’Connor, que por mucho tiempo ha sido un voto cambiante en una corte estrechamente dividida en asuntos tales como el aborto, la acción afirmativa, los derechos de los estados y la pena de muerte.
Roberts ha ocupado un cargo en el Tribunal federal de Apelaciones del Distrito de Columbia desde junio del 2003, tras haber sido escogido para ese escaño por Bush. Roberts fue confirmado por consentimiento unánime del Senado al puesto que ahora ocupa.
Pero es de anticiparse que algunos senadores se opongan a su nominación, particularmente demócratas, y que surjan diferencias entre grupos conservadores y liberales, algunos de los cuales defenderán y otros se opondrán, respectivamente, a la nominación del juez, particularmente por tratarse de un puesto vitalicio.y por los escritos que formuló en 1990 en torno al espinoso tema del aborto.
Sin embargo, esas posturas bien no podrían tener ningún impacto como probaron los conservadores con el juez David Souter, nominado por el ex presidente George H.W. Bush, quien probó ser más moderado para disgusto de los conservadores.
La firma legal para la cual trabajaba Roberts, asesoró a la campaña de Bush en 2000 en el proceso de recuento de votos que culminó en el Supremo con una decisión que favoreció al ahora presidente.
Roberts sólo tiene dos años de experiencia como juez, pero sus defensores dicen que a sus 50 años de edad tiene vasta experiencia argumentando casos ante el mismo tribunal para el que fue nominado anoche. De hecho, ha ganado más de dos docenas de los 39 casos que argumentó en el máximo tribunal.
Los grupos activistas de derecha dicen que Roberts, natural de Buffalo, Nueva York, y quien se graduó magna cum laude de la Escuela de Derecho de Harvard, es un brillante juez con fuertes credenciales conservadoras que pulió en las administraciones de los presidentes George Bush padre y Ronald Reagan.
Los grupos liberales, no obstante, afirman que Roberts ha asumido posiciones en casos relacionados con la libre expresión y la libertad de culto que ponen esos derechos en peligro.
Los grupos por el derecho al aborto afirman que Roberts, durante su incumbencia como abogado del gobierno en la anterior administración de Bush, es hostil al derecho al aborto.
Citan un comentario del que fue coautor en 1990, el cual sugirió que el Tribunal Supremo debía revocar Roe vs. Wade, la histórica decisión de 1973 que legalizó el derecho al aborto y que no se sustenta en la Constitución.
No obstante, en sus audiencias de confirmación ante el Senado para el puesto que ahora ocupa, Roberts indicó que Roe v. Wade es la ley prevaleciente y sus puntos de vista personales en torno al tema “no me impedirán aplicar ese precedente”.
La posibilidad de que se nominara a un juez latino o a una mujer queda a la espera de la próxima oportunidad que tenga Bush de formular nominaciones antes de que finalice su periodo presidencial, si se diera el caso.
Jimmie Reyna, vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados Hispanos (HNBA) dijo que es “terriblemente decepcionante” que el presidente no haya aprovechado la oportunidad de hacer historia al nominar al primer juez latino lo cual habría sido grandioso “para la comunidad legal latina y en consecuencia, para la comunidad latina en general y para Estados Unidos”. Reyna dijo que Roberts “tiene una reputación ejemplar, es respetado y admirado en la comunidad legal y ha sido abogado más tiempo que juez”.
Sobre las posturas ideológicas de Roberts en temas con impacto directo en la comunidad latina, dijo Reyna que en estos momentos “no tenemos una comprensión total de las implicaciones de su nominación, sobre todo en asuntos de interés para la comunidad latina y de hecho, muchos de los casos que Roberts ha argumentado no han tocado asuntos latinos”.
Pero existe el temor de que Roberts incline la balanza ideológica del máximo tribunal hacia el ala conservadora ya que O’Connor ha sido a través de los años una voz moderada en asuntos sociales, religiosos y de derechos civiles. La realidad, empero, es que nada es seguro hasta que el juez tenga que decidir en un caso concreto y eso es lo que se supone que hagan, basarse en los méritos y en la ley prevaleciente y no prejuzgar o legislar desde el estrado. Las audiencias de confirmación se iniciarían a fines de agosto o principios de septiembre.
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /