ACUSACIÓN FUNDAMENTADA
Por Michel Leidermann

La declaración del exdirector del FBI, James Comey, ante el Comité de Inteligencia del Senado, supone una fundamentada acusación contra Donald Trump y la tentativa de este de influir en la investigación que la agencia realizaba sobre el teniente general Michael Flynn —por su presunta vinculación con Rusia—, a quien el presidente había nombrado consejero de Seguridad Nacional.

El tono sosegado de Comey, incluyendo su negativa a calificar la actitud de Trump como un intento de obstaculizar la justicia para que sea el mismo Comité quien evalúe si es así o no, contrasta con la furibunda respuesta del presidente a través de Twitter— al acusar a Comey de mentiroso y chivato.

Como ya viene sucediendo desde que accedió a la Casa Blanca, Trump vuelve a errar tanto en lo que debe ser el comportamiento de un presidente como en juzgar a las personas solo en función de su lealtad hacia él, importando poco el respeto a la ley. Comey ha desempeñado cargos de responsabilidades en las Administraciones de dos presidentes; uno republicano, George W. Bush, y otro demócrata, Barack Obama, ganando reputación profesional con ambos. Ante los senadores, se ratificó en su testimonio de que Trump le sugirió que abandonara la investigación sobre Flynn, algo claramente ilegal. Su negativa le costó el cargo y la acusación presidencial de deslealtad.

Si el Comité de Inteligencia del Senado determina que Trump obstaculizó la labor de la justicia, se habrán puesto los cimientos legales para la destitución de Trump, quien sigue empeñado en ocultar la verdadera naturaleza de sus relaciones con Vladímir Putin. 

Como muy bien le dijo Comey “por encima de la lealtad está la honestidad”.

 

ASFIXIADOS POR TRUMP

Es imposible dejar de observar los sobresaltos de la gente sobre el comportamiento del presidente de Estados Unidos y sus consecuencias para el mundo. 

No hay una sola voz, ni un solo periódico, ni un científico o intelectual que no haya manifestado su horror por la retirada de Washington del Acuerdo de París sobre cambio climático. Y por si no fuera suficiente, Trump ha decidido quebrantar y despreciar a la OTAN, manteniendo un estricto silencio sobre el artículo 5 ( “las partes convienen en que un ataque armado contra una o contra varias de ellas, acaecido en Europa o en América del Norte, se considerará como un ataque dirigido contra todas…” ). Conviene no olvidar que la Alianza Transatlántica se creó para evitar que los soviéticos se comieran al resto de Europa.

Atrás queda el universo cimentado tras dos guerras mundiales con el liderazgo de Estados Unidos. Trump parece haber configurado un nuevo mundo con una política que solo él entiende, pero que secundan el 40% de los estadounidenses. que solo él entiende, pero que secundan el 40% de los estadounidenses. 

Desgraciadamente está dejando un gran vacío y un aislacionismo internacional, con la complicidad de los congresistas y senadores republicanos, dando a China una gran posibilidad para convertirse en el gran paladín del comercio libre, pese a su comunismo de Estado.

Hoy gracias al control militar, financiero y tecnológico, los estadounidenses siguen siendo, pese a Trump y a los republicanos, el ejemplo de los valores democráticos en el mundo libre.

Trump está asfixiando al mundo con sus actitudes y con sus políticas y lo está haciendo dando un cheque en blanco para que el mundo muera como consecuencia de la torpeza y la estupidez que significa la destrucción sistémica del planeta con el calentamiento descontrolado del medio ambiente. 

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /