UN FISCAL GENERAL DE ESTADOS UNIDOS DE CORTA MEMORIA Y MUCHOS OLVIDOS
DE LA “MENTIRA ABOMINABLE” AL “NO RECUERDO” REPITIÓ JEFF SESSIONS SOBRE DONALD TRUMP, RUSIA Y EL FBI
13150A.jpg

En la esperada audiencia del martes 13 el ante comité de inteligencia del Senado de Estados Unidos, el fiscal general Jeff Sessions, apenas respondió una parte de las preguntas sobre Rusia, el presidente Donald Trump y el polémico despido de James Comey de su puesto como director del Buró Federal de Investigaciones (FBI),

y negó haberse coordinado con Rusia para influir en las elecciones de 2016

Fue enfático al rechazar de entrada cualquier sugerencia de que él mismo participó o estuvo al tanto de alguna colusión con el gobierno de Rusia “para lastimar a este país” o socavar su proceso democrático.

“Es una mentira abominable y detestable”, afirmó Sessions en su mensaje inicial, que leyó luego de jurar decir nada más que la verdad.

Sin embargo, Sessions fue mucho menos enfático cuando los senadores presentes en la audiencia pública lo interrogaron sobre sus conversaciones con Trump o con el embajador ruso. 

Cuando finalizó la audiencia pública que tuvo momentos polémicos, varias dudas continuaban sin aclararse.

Sessions fue un asesor clave de la campaña de Trump y su designación para encabezar el Departamento de Justicia confirmó la importancia que tiene para el presidente.

Pero en marzo, Sessions quedó en medio de la polémica por los contactos de la campaña de Trump con Rusia, al descubrirse que habló dos veces con el embajador ruso antes de las elecciones y que no lo reveló ante el Senado cuando fue interrogado para ser confirmado como fiscal general.

Luego de esa revelación, se abstuvo de participar en la investigación del Departamento de Justicia sobre los presuntos intentos rusos de influir en las elecciones de EE.UU., una decisión que según medios locales irritó a Trump.

También sugirió que había evitado hablar antes de sus conversaciones con el embajador ruso, Sergei Kislyak, porque en el Senado nadie le había preguntado directamente al respecto.

Sessions dijo que planteó al diplomático la preocupación que ocasionaban las acciones rusas en Ucrania, pero que no recordaba si le planteó la inquietud por la interferencia rusa en las elecciones de EE.UU. “No recuerdo que eso se haya discutido”, se limitó a responder.

Tampoco descartó completamente que haya tenido un tercer diálogo con el embajador ruso durante la campaña, en un hotel de Washington donde Trump ofreció un discurso sobre política exterior, como reportaron algunos medios.

La audiencia de Sessions ocurrió cinco días después que Comey se presentara ante el mismo comité del Senado, afirmando que fue despedido en un intento de cambiar la investigación del FBI sobre Rusia. Comey entonces indicó que Trump le pidió que dejara “pasar” una investigación a su ex asesor de seguridad nacional, el general Michael Flynn, por sus contactos con Rusia.

Sessions evitó responder diversas preguntas sobre sus propias conversaciones privadas con Trump, argumentando que quería proteger el derecho del presidente a decidir si esos diálogos son revelados, algo que exasperó a los opositores.

Al final del encuentro, el senador Burr, presidente del comité, le advirtió que podría haber más preguntas para él en el futuro, una indicación de que el gobierno de Trump está lejos de librarse definitivamente de una investigación que compromete su agenda y empaña su credibilidad. 

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /