Contrato por 1,800 torres equipadas con sensores y cámaras de vigilancia en la frontera
1316A.jpg
WASHINGTON, D.C.— El gobierno asignó la semana pasada a la firma Boeing, un contrato multimillonario para la elaboración e instalación de miles de cámaras y sensores para el control de la inmigración indocumentada a lo largo de la frontera de EUA con México y Canadá.
El Departamento de Seguridad Interna (DHS) y Boeing no dieron detalles del proyecto, pero fuentes de la industria indicaron que incluye una red de 1,800 torres equipadas con una variedad de sensores de temperatura y movimiento, además de cámaras de video.
Este programa “integrará lo último en tecnología e infraestructura” para impedir la inmigración indocumentada y “para detener las amenazas que intenten cruzar la frontera”, dijo el secretario de Seguridad Interna, Michael Chertoff.
“Esta asociación estratégica permite que el departamento aproveche el ingenio y la pericia del sector privado para asegurar rápidamente el control de las fronteras de nuestro país”, agregó el funcionario.
El contrato durará 3 años, y algunos expertos calculan que el costo será de unos 2,100 a unos 2,400 millones de dólares.
Las atalayas, según las fuentes, podrían estar reforzadas por más de 300 torres de radar, algunas de las cuales tendrán cámaras desarrolladas por una firma israelí que pueden detectar a personas a una distancia de 14 kilómetros (7.5 millas) y vehículos hasta 20 kilómetros (10.7 millas).
Este contrato forma parte de un programa de varios años del Departamento de Seguridad Interna denominado Iniciativa de Fronteras Seguras (SBInet), anunciado en 2005 por Chertoff.
Otro componente es el aumento del número de agentes de la Patrulla Fronteriza, en cumplimiento con el compromiso del presidente Bush, quien en Mayo pasado dijo que la dotación de esa policía, que en 2001 era de 9 mil miembros, será de 18 mil en 2008.
El sistema propuesto por Boeing se instalará primero en un sector de la frontera en Arizona, al sur de Tucson, donde ocurre el mayor número de ingresos de inmigrantes indocumentados. Boeing prometió que instalará todo el sistema a lo largo de la línea divisoria con Canadá y México en 3 años.
T.J. Bonner, presidente del Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza, el sindicato que representa a los agentes de esa fuerza, sostuvo que con este tipo de enfoque, que se apoya en la tecnología, “la Administración aplica la solución equivocada al problema”.
“El Congreso debería aprobar leyes que pongan fin al “imán del empleo”, añadió Bonner.
“Mientras haya, al otro lado de la frontera, millones de personas que buscan empleo, y de este lado, miles de empleadores dispuestos a contratarlos aunque no tengan permiso de trabajo, las medidas en la frontera no son suficientes”, sostuvo.
“Ninguna de esta tecnología atrapa a los inmigrantes indocumentados”, agregó. “Todavía no hay en la frontera suficientes agentes. Las cámaras no bajan de sus torres ni detienen a la gente mientras llegan los agentes de la Patrulla Fronteriza”.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /