AUTORIZAN 15.000 VISADOS TEMPORALES PORQUE NO HAY SUFICIENTES TRABAJADORES NORTEAMERICANOS
EL DEPARTAMENTO DE INTERIOR PIDE AUMENTA EL NÚMERO DE VISAS H-2B PARA NO CAUSAR “UN DAÑO IRREPARABLE” A ALGUNOS NEGOCIOS NO AGRÍCOLAS 
13253A.jpg

El Departamento de Seguridad Nacional anunció el lunes 17 que ha autorizado 15.000 visas adicionales para trabajadores temporales inmigrantes tras “constatar que no hay suficientes trabajadores cualificados y dispuestos de Estados Unidos para trabajos temporales no agrícolas” en el presente año fiscal. Los visados son del tipo H-2B, que no dan estatus de inmigrante y son para trabajos no agrícolas.

El anuncio lo hizo el Departamento tras consultar con el titular del Departamento de Trabajo. El comunicado afirma que los negocios estadounidenses que necesitan este tipo de trabajadores se arriesgan a “un daño irreparable” si no se amplía el número de visados.

El número de visados H-2B está limitado a 66.000 al año por el Congreso. La mitad de ellos están disponibles en la primera mitad del año fiscal, de octubre a abril, y el resto, más las que no hayan sido utilizadas, en la segunda mitad del año. 

Hasta el pasado 13 de mayo, el Departamento ya había recibido suficientes peticiones de trabajadores temporales inmigrantes como para todo el cupo anual. En total, el Gobierno ha recibido más de 120.000 peticiones de empresas norteamericanas este año, según datos de The Washington Post.

Este tipo de visado es el que se utiliza para contratar empleados de hotelería en temporadas de alta demanda, por ejemplo, o en la construcción.

La decisión desentona dentro de la retórica oficial de un Gobierno que ha hecho de los trabajadores inmigrantes la cabeza de turco de todos los males económicos del país, un discurso que parece haber conectado especialmente con la clase media empobrecida.

El presidente prometió investigar todos los programas de visados que perjudiquen, en su opinión, a trabajadores estadounidenses.

No es la primera vez que la realidad económica provoca estas situaciones irónicas en un Gobierno cuyo lema es “América primero”. El pasado marzo, los viñedos del uno de los hijos del presidente, Eric Trump, pidieron visados para 29 trabajadores extranjeros porque les faltaba mano de obra. 

Hoteleros y constructores obtienen así un alivio por parte de un presidente cuyos principales negocios son la hotelería y la construcción. Otros sectores de la economía no tienen tanta suerte. Al poco de tomar posesión, Trump canceló durante seis meses el programa de visados H1-B exprés, que es el tipo que más utilizan las empresas para especialistas en informática, medicina, ingeniería o matemáticas. El proceso exprés que permitía traer a estos inmigrantes en solo dos semanas ahora es un enmarañado trámite que pude tardar hasta ocho meses. 

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /