Empleadores deberán verificar el estatus migratorio de sus trabajadores
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) no está esperando por el Congreso para pedirle a los empleadores que verifiquen que solamente están contratando a inmigrantes legales.
DHS está preparando nuevas regulaciones que obligarían a las empresas a tomar rápidas medidas cuando se enteren que un trabajador pudiera estar usando documentos falsos.
El Congreso está paralizado en una reforma de la inmigración, particularmente en relación con la regulación que requeriría que los empleadores verifiquen la información de Seguridad Social de sus trabajadores.
El DHS está procediendo con regulaciones --que se esperan para fin de este año-- que requerirían que los empleadores verifiquen rápidamente el estatus migratorio de los empleados si la Administración de la Seguridad Social (ASS) les comunica que no coincide el nombre del empleado con su número de Seguridad Social.
El mes pasado, la Comisión federal de Igual Oportunidad de Empleo (EEOC), que supervisa los casos de discriminación en los lugares de trabajo, le escribió al DHS, advirtiendo que la propuesta regulación “pudiera crear circunstancias en la que los empleadores tengan incentivos para tomar medidas que violen... provisiones no discriminatorias’’.
Actualmente, cuando la ASS recibe una declaración W-2 de ingresos de un trabajador de parte de un empleador, en el que el nombre y el número de SS de un empleado no coinciden, se manda una carta de notificación al empleador.
En el año fiscal 2005, se mandaron unas 128,000 de esas cartas, aproximadamente la misma cifra que el año anterior. La carta explica lo que empleadores y empleados tienen que hacer, para rectificar la discrepancia pero no hace responsables a los empleadores por los trabajadores que sean inmigrantes ilegales.
La nueva regla del DHS requeriría que el empleador verifique dentro de los 14 días siguientes, para ver si la falta de coincidencia es un simple error y le da 60 días al empleado para comprobar su estatus.
Actualmente, no hay límite de tiempo para resolver una discrepancia de ese tipo. La EEOC quiere que cualquier nueva regulación dé a los trabajadores 90 días en vez de 60 para resolver los problemas de papeleo.
Los empleadores que no puedan resolver las discrepancias internamente o verificando con agencia federales, tendrían que despedir a los trabajadores o afrontar una demanda judicila federal o multas por contratar a inmigrantes ilegales.
Las asociaciones de negocios se quejan de que esto los deja vulnerables si no cumplen y sujetos a costosas demandan si lo hacen. ‘’Legalmente hablando, un empleador tiene que ser muy cauteloso’’, dijo Scott Vinson, vicepresidente del Consejo Nacional de Cadenas de Restaurantes. “Si uno despide a un empleado sin otras pruebas, usted pudiera ser objeto de demandas por violaciones de derechos civiles’’.
Dean Boyd, del Bureau of Immigration and Customs Enforcement, parte del DHS, no está de acuerdo. ‘’No creo que ninguna compañía quiera tener un grupo de trabajadores con números de seguridad social fraudulentos” dijo Boyd
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /