LÍMITES A LO QUE LA “MIGRA” PUEDE BUSCAR EN LOS DISPOSITIVOS MÓVILES
NO TIENE AUTORIDAD PARA ACCEDER A INFORMACIÓN PERSONAL ALMACENADA EN LA NUBE
13312A.jpg

Oficialmente se le pone límite a lo que pueden y no pueden hacer los agentes migratorios a la hora de interrogar a viajeros que ingresan a EEUU. 

La Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CPB) confirmó que los agentes fronterizos no tienen autorización para revisar la información de los viajeros almacenadas en la nube (cloud) o en servidores online, de acuerdo con una declaración del Comisionado interino Kevin McAleenan.

McAleenan asegura que del mismo modo que la Patrulla Fronteriza se encarga de la inspección de equipajes, vehículos y carga que llega a EE.UU., también debe realizar inspecciones “limitadas y específicas” de los dispositivos electrónicos. La medida aplica con el fin de determinar si los viajeros traen contrabando, pornografía infantil o información que podría representar una amenaza para la seguridad nacional.

Sin embargo, se deja claro que esta autoridad no se extiende a los datos e información personal almacenada en servidores remotos.

En el último año se ha presentado un aumento del 500% en los dispositivos móviles inspeccionados en aeropuertos del país.

La declaración se efectuó en respuesta a una serie de preguntas enviadas por el senador demócrata por el Estado de Oregón, Ron Wyden. Wyden había pedido explicaciones al Departamento de Seguridad Nacional por el incremento en el número de requisas a dispositivos electrónicos de viajeros. En 2015 solo se realizaron 4,500 requisas a dispositivos móviles mientras que en 2016 este número se disparó a 23,000 requisas. 

 

Edición de esta semana
SABORES VENEZOLANOS EN LITTLE ROCK CON EL "TREN AL SUR"
Por Michel Leidermann
Mientras que en Little Rock hay varios restaurantes mexicanos, una nueva lonchera de comidas (food truck) “Tren Al Sur” está sirviendo sabores de más al sur, precisamente de Venezuela.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Pinocho, el muñeco de madera al que le crece la nariz cada vez que miente, imaginado por el escritor italiano Carlo Collodi a finales del siglo XIX, ha renovado su popularidad gracias a Donald Trump.    / ver más /