ZACUA, LA PRIMERA MARCA MEXICANA DE AUTOS ELÉCTRICOS
13315A.jpg

Jorge Martínez, director general de Copemsa, empresa poblana operadora de distintos estacionamientos, decidió incursionar en la industria automotriz lanzando su propia marca de autos eléctricos, la cual llamó Zacua.

Martínez destacó que fue un plan que tienen desde hace 17 años y que trabajaron con empresas de Europa para lanzar el primer vehículo eléctrico pensado para la Ciudad de México.

“Estuvimos durante más de tres lustros trabajando en ofrecer el mejor vehículo. El diseño del auto es de una empresa francesa llamada Chatenet. Los sistemas son de una empresa vasca llamada Dynamic Technological Alliance, y el armado se realizó en Puebla con proveedores nacionales y extranjeros”, explicó el directivo.

Lanzarán primero dos modelos duoplaza eléctricos llamados M2 y M3 que están pensados para la Ciudad de México y que tendrán un precio de 460 mil pesos, el cual compite directamente con el Nissan Leaf que cuesta alrededor de 500 mil pesos. Tendrá un sistema de recarga universal con el cual puede tener una autonomía de 160 kilómetros.

En un primer año ofrecerán 100 autos, para luego en 2018 comercializar otras 200 unidades y en 2019 hasta 300 vehículos; en un principio los ofrecerán por internet, aunque después abrirán un showroom. 

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /