TRUMP AMENAZÓ A PEÑA NIETO PARA QUE DEJARA DE DECIR PÚBLICAMENTE QUE MÉXICO NO PAGARÁ POR EL MURO
SUCEDIÓ DURANTE LA PRIMERA CONVERSACIÓN TELEFÓNICA QUE TUVIERON EL PASADO 27 DE ENERO
13316A.jpg

El presidente Donald Trump, amenazó a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, con adoptar medidas contra el país iberoamericano si no dejaba de decir en público, que México no pagará el muro que Trump quiere construir en la frontera común, durante la primera conversación telefónica que tuvieron, el pasado 27 de enero, según una transcripción a la que ha tenido acceso el diario ‘Washington Post’.

De acuerdo con dichos documentos, la charla entre Trump y Peña Nieto se centró en el polémico muro. “Los dos tenemos un problema político con esto”, le dijo Trump. “Mi gente dice ‘México pagará por el muro’ y tu gente probablemente dirá algo similar, pero en un idioma algo distinto”, añadió.

Trump reconoció que, aunque la cuestión fronteriza era “la menos importante” a abordar, “políticamente en cambio puede que sea la más importante”. “Tengo que hacer que México pague por el muro. Tengo que hacerlo. Llevo hablando de eso dos años”, subrayó Trump.

“Deberíamos decir los dos ‘lo resolveremos’. De una forma u otra lo haremos. En lugar de que sigas diciendo ‘no pagaremos’ (...) No puedes seguir diciendo eso a la prensa porque la prensa va con ello y no puedo vivir con esto”, le indicó el mandatario estadounidense.

Trump aseguró que sabía “cómo construir el muro de forma muy poco cara”. “Quedará bonito”, afirmó y le destaco a Peña Nieto que, de hallar una solución para esta disputa bilateral, ambos quedarían como “los padres de la patria”.

El presidente mexicano, por su parte, respondió que la posición de su Gobierno era y seguiría siendo “firme”. “México no pagará”, recalcó. “Tiene que ver con la dignidad de México, con el orgullo nacional”, espetó.

Entonces el tono de la conversación cambió y Trump advirtió: “si México no va a pagar el muro, entonces yo no quiero reunirme con vosotros nunca más porque no puedo vivir con esto”. 

Además, amenazó con impuestos fronterizos, gravar las importaciones y bloquear las remesas.

‘The Washington Post’ también ha tenido acceso a la transcripción de la llamada telefónica que tuvo lugar un día después, el 28 de enero, entre Trump y el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, sobre el acuerdo alcanzado entre ambos países, para que Estados Unidos acoja 2.000 solicitantes de asilo procedentes de los centros de detención que Australia opera en el Pacífico.

Trump alabó la negativa de Australia a acoger en su territorio a estas personas porque “no son buena gente”. “Por eso están en la cárcel en estos momentos. No van a ser buena gente que de repente trabaje en las granjas lecheras (...) Dentro de cinco años pueden ser el atentado de Boston”, alertó.

Turnbull aclaró que se trata de inmigrantes económicos que no están encarcelados ni acusados de ningún delito, pero Australia las rechaza como parte de su política contra las mafias de tráfico de personas y recalcó que “no hay nada más importante, ya sea en los negocios o en política, que un acuerdo”.

“Ciertamente, puedes decir que no es un acuerdo que tú hubieras firmado, pero tienes que cumplirlo”, insistió, si bien Trump rehusó una vez más acatar el pacto acordado durante el Gobierno Barack Obama. “Es un acuerdo horrible que yo nunca habría hecho, así que, por mi parte, ya es suficiente. He terminado con ello”, replicó Trump.

Llegados a este punto, Trump no ocultó su enfado con Turnbull. “Eres peor que yo”, dijo y reveló que, de todas las conversaciones que había tenido hasta ese momento con líderes internacionales esa era “la más desagradable”. “La llamada con (Vladimir) Putin fue agradable (...) Esto es ridículo”, añadió.

Aunque el primer ministro australiano trató de reconducir la conversación hacia otros temas, Trump se negó. “Puedes contar conmigo”, le dijo Turnbull. “Eso espero”, respondió el presidente y colgó, acabando así con un tenso diálogo de 24 minutos.

Fuentes conocedoras del asunto en la Casa Blanca, les han restado importancia a estas conversaciones porque, según alegan, Trump se reunió después con Peña Nieto y con Turnbull. con buenos resultados.

Sin embargo, el hecho de que las grabaciones se hayan filtrado y de que Trump haya usado su contenido para alegar que los mismos temas se discutieron personalmente con Peña Nieto y con Turnbull más adelante, es incorrecto y levantan serias dudas sobre la honestidad del presidente estadounidense en su relación con lideres extranjeros. 

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /