RÉCORD EN EXPORTACIÓN DE AUTOS MEXICANOS A ESTADOS UNIDOS
MEDIO AÑO DESPUÉS QUE DONALD TRUMP ASUMIERA EL GOBIERNO LAS CIFRAS LO DESMIENTEN 
13342A.jpg

Medio año después que Donald Trump asumiera el gobierno de Estados Unidos, las cifras del comercio muestran un escenario distinto al que él esperaba

En los primeros seis meses de su mandato, Trump ha hablado -y tuiteado- en diversas ocasiones sobre cómo ha cumplido sus promesas electorales. Pero hay una promesa -así como algunas amenazas- que no ha cumplido.

En su campaña electoral e incluso tras ser electo presidente, dijo que impondría un impuesto de 35% a la importación de autos fabricados en México. Pero seis meses después de asumir el gobierno, las compras de vehículos mexicanos en el mercado de Estados Unidos alcanzaron una cifra histórica.

Entre enero y junio las armadoras instaladas en México exportaron un millón 162,757 automóviles ligeros. Esto representa un aumento de 13,5% con respecto al mismo período de 2016, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Es una cifra distinta a lo que sucede en Estados Unidos, donde sus marcas registran este año un volumen menor de ventas, mientras que la comercialización de unidades importadas de otros países se mantiene al alza.

Muchas de éstas provienen de su vecino del sur. Este año 14 de cada 100 autos o camionetas que circulan en calles y carreteras estadounidenses se fabricaron en México.

Junio fue uno de los períodos más productivos para las armadoras establecidas en este país, pues en ese mes los envíos de unidades superaron las 276.000. Paradójicamente fue una compañía estadunidense, General Motors, una de las que más colaboró para alcanzar esta cifra, pues sólo en ese lapso exportó más de 60.000 autos y camionetas.

“General Motors está enviando el modelo mexicano de Chevy Cruze a los concesionarios de autos de Estados Unidos, sin impuestos a través de la frontera”, escribió Trump el 3 de enero pasado. “¡Háganlo en Estados Unidos o paguen un gran impuesto fronterizo!”.

El 17 de enero, Trump hizo la misma amenaza a Toyota si instalaba una planta en México para exportar vehículos a Estados Unidos. “Construyan la fábrica en Estados Unidos o paguen un gran impuesto en la frontera”, advirtió Trump en su cuenta de Twitter.

En el fondo, los discursos, mensajes de Twitter y promesas electorales del magnate resultan distintos a realidad que viven los dos países.

Empresas como BMW mantuvieron sus planes en México, incluso después que el presidente estadunidense amenazó con aplicar un impuesto especial a sus exportaciones a Estados Unidos. Otras empresas siguieron el ejemplo. 

Más allá de la política, en el crecimiento de la exportación de autos mexicanos existen sobre todo razones comerciales.

Fabricar un vehículo en México es hasta 20% más barato que hacerlo en cualquier armadora estadunidense, según datos de la consultora PricewaterhouseCoopers. Además, modificar la estrategia de una compañía, además de los problemas que representaría aumentar los costos a la industria automotriz, de la que dependen unos 5 millones de empleos en Estados Unidos. 

 

Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /