INICIÓ LA PRIMERA LIGA DE FÚTBOL A NIVEL PROFESIONAL FEMENINO EN MEXICO
EN JULIO ARRANCÓ UN INÉDITO TORNEO EXCLUSIVO PARA MUJERES CON 16 EQUIPOS PARTICIPANTES

Ya hay fútbol femenino en México con una liga profesional de 16 equipos. El formato de competencia se basa en dos grupos que disputarán 14 jornadas. Los dos mejores equipos de cada sector se clasificarán a la semifinal y luego a la final.

En el primer grupo están ubicados el América, Tijuana, Cruz Azul, Monarcas Morelia, Pachuca, Veracruz, Toluca y Pumas. En el segundo están Atlas, Querétaro, Chivas, León, Necaxa, Monterrey, Santos Laguna y Tigres. Los conjuntos que no tuvieron listos sus categorías femeninas fueron el Puebla y los Lobos BUAP.

En mayo pasado se jugó un torneo de copa en el que solo participaron 12 clubes. En aquella ocasión se jugó en las canchas de la Federación Mexicana de Fútbol. El combinado campeón del torneo fue el Pachuca al golear 9-1 a las Xolas.

La FIFA recomendó a los países abrir espacios en la cancha para las niñas y mujeres amantes del balón. La campaña Live Your Goals llevada a cabo a nivel mundial, incluido México, arrancó durante la Copa Mundial Femenina de la FIFA, en Canadá 2015, con un ambicioso objetivo: aumentar el número de niñas que juegan “el deporte rey” y apostarle a crecer la cifra de 30 a 45 millones de practicantes, rumbo al Mundial Femenil de Francia en 2019.

13348B.jpg
Jugadoras futbolistas de Toluca y de Monarcas Morelia

13348C.jpg
Jugadoras de las Xolas y del Cruz Azul

En América Latina, solo Colombia y Venezuela se habían plegado al mandato de la FIFA. La Liga de México es la tercera.

En México, los equipos tuvieron que salir a buscar jugadoras en los clubes del sector amateur. Lo hicieron por muchas vías, incluso por Facebook. 

La creación de la Liga MX Femenil fue anunciada en diciembre del 2016 y tanto las fechas para llevar a cabo la Copa MX, como la inauguración de la Liga misma, tuvieron que moverse un par de ocasiones para cuadrar el primer lanzamiento. En siete meses quedó resuelta.

Sin embargo, el cocimiento prematuro dejó vacíos legales, salarios inequitativos y procesos discriminatorios. Los dirigentes han tenido que salir a defenderse y a rechazar toda clase de acusaciones que no se parezcan a la búsqueda de la ‘igualdad’: “El surgimiento de la Liga MX Femenil obedece a la necesidad de reconocer el valor de las mujeres en nuestra sociedad y su gran aportación en el deporte, en especial al futbol organizado…”, dijeron en un comunicado.

A lo anterior se suman las condiciones de las futbolistas en México. Con excepciones, las jugadoras transitan una delgada línea entre el amateurismo y el futbol semi profesional. Distintas voces involucradas en el futbol formativo han dicho que los clubes siguen sin creer en el futbol femenil, que se niegan a invertir más allá de los grandes, caso de América, Tigres o Pachuca. Sin embargo, se habla de sueldos de 70 pesos al día en equipos como Morelia y de adolescentes que han dejado sus escuelas por cumplir el sueño de Primera División.

Los ataques, las críticas, vienen de todas partes. Hace unos meses, dos jugadoras de la selección nacional, Stephany Mayor y Bianca Sierra, declararon a The New York Times que mantenían una relación sentimental. Antes de abrirse, las jugadoras, que acabaron por emigrar a la liga de Islandia, tuvieron que aguantar el escarnio en Twitter y las políticas homófobas del ex entrenador de la selección nacional y actual encargado del América femenino, Leonardo Cuéllar.

Definir su preferencia sexual les dio mayor visibilidad y una cobertura mediática inusual, más por tratarse de México, donde “salir del clóset” trajo “posibilidades de liberación, pero también nuevas opresiones de vigilancia y disciplina”.

Ha habido varios intentos para el desarrollo del futbol femenino en México -cuya lucha lleva más de 40 años- mediante la creación de ligas no profesionales y, de las cuales, destaca la más reciente Liga Nacional Femenil del sector amateur por su organización, pero las mujeres han tenido que cargar con esos estereotipos o con ser afrentadas por sus desdeñables actitudes masculinas así sean niñas, adolescentes o adultas.

Los nombres de las legendarias María Eugenia ‘Peque’ Rubio o Alicia ‘La Pelé’ Vargas (entre otras jugadoras de la época de oro del futbol femenil en los años setenta), se unen al de Maribel Domínguez y al de todas las futbolistas mexicanas que tampoco tuvieron una liga respaldada por la Federación y menos una remuneración por patear el balón, el futbol practicado por mujeres no las olvida. 

La importancia de su lucha es abrazada por las nuevas generaciones que hoy reclaman también la cancha donde juegan ellos: Tijuana, Pachuca, Cruz Azul, Tigres y Monarcas son los cinco -de 16- estadios que dan el paso histórico al abrir sus puertas por primera ocasión para sus equipos femeniles. 

 

Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /