Temporada de huracanes más benigna de lo esperado hasta ahora
1340A.jpg
MIAMI - Tras los estragos causados el año pasado por los huracanes Katrina, Wilma y Rita, los estadounidenses han disfrutado en la actual temporada del Atlántico de un respiro, aunque reconocen que la suerte podría cambiar en los dos meses que quedan.
Dos factores importantes han contribuido a la calma costera. Un sistema de alta presión en el Atlántico llamado Bermuda High estuvo el año pasado más cercano a esas islas, aunque ahora se encuentra a centenares de kilómetros al este. Por ello, cabe la posibilidad de que un sistema de baja presión se desarrolle en el Atlántico entre las Carolinas y Bermuda.
“En lugar de que el sistema de alta presión empuje los huracanes hacia Estados Unidos, el sistema de baja presión los ha repelido”, dijo Lixion Avila, un meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes.
Al contrario que el sistema de alta presión, el de baja presión circula al contrario que las manijas del reloj, con vientos que empujan las tormentas hacia el norte y noreste. Se encuentra emplazado desde agosto y ayudó a que los huracanes Florence, Gordon y Helene no llegaran a la costa estadounidense.
La del año pasado fue la temporada del Atlántico más activa, con 28 tormentas bautizadas, 17 de las cuales se habían formado ya a estas alturas. Dos huracanes - Dennis y Katrina - causaron estragos en la costa para estas fechas, y Rita tocó tierra el 24 de septiembre.
Este año, los meteorólogos pronosticaron en un principio que habría 16 tormentas con nombre y luego redujeron esa posibilidad a sólo una. Hasta ahora el número ha sido 8, aunque septiembre y octubre son los meses, en general, más activos. Las tormentas tropicales Alberto y Ernesto llegaron este año a la Florida, pero causaron pocos daños.
Los científicos federales dijeron que este año las condiciones creadas por un fenómeno débil de El Niño han obstaculizado la formación de huracanes sobre el Caribe.
Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /