TRABAJADORES INDOCUMENTADOS SON CLAVE PARA RECONSTRUIR HOUSTON TRAS “HARVEY”
ACTIVISTAS ADVIERTEN QUE EL CLIMA “ANTIINMIGRANTE” EN TEXAS AGRAVARÁ LA ESCASEZ DE MANO DE OBRA INMIGRANTE Y ENTORPECERÁ LA RECONSTRUCCIÓN EN HOUSTON
13457A.jpg

El Congreso envió el viernes 8 al presidente Donald Trump un paquete de $15,250 millones en ayuda para los damnificados por el huracán Harvey en Texas, pero, además de ese dinero, la reconstrucción de Houston y otras áreas devastadas dependerá de trabajadores indocumentados ahora en peligro de deportación.

Tras el paso de “Harvey”, las inundaciones han dado paso a montañas de escombros, entre retazos de paredes, muebles inflados como esponjas, y colchones invadidos por moho y bacteria.

La limpieza tomará meses y los daños apenas comienzan a contabilizarse, pero de entrada se calcula que el huracán dañó al menos 200 escuelas tan sólo en Houston, y más de 200,000 viviendas en toda la costa del estado.

En total, los daños económicos podrían ascender a unos $180,000 millones, por encima del de $160,000 millones que, ajustado a la inflación, dejó el huracán “Katrina” en Nueva Orleans y otras ciudades de Louisiana en 2005.

El tiempo apremia, porque la basura y los escombros esparcidos en las calles no sólo acumulan moho sino que atraen pestes y causan enfermedades.

Al igual que ocurrió con el huracán “Katrina”, los trabajadores indocumentados, principalmente de México y Centroamérica, también serán clave para los esfuerzos de reconstrucción en Houston, la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos y donde éstos conforman casi la mitad de la fuerza laboral.

Sólo que, incluso antes de “Harvey”, los trabajadores indocumentados llevaban años sufriendo abusos laborales, incluyendo “robo” de salario y clasificación de “contratistas”, deliberadamente errada por parte de sus empleadores para no pagarles beneficios.

De la mano de leyes estatales para recrudecer el combate a la inmigración ilegal, la llegada de la Administración Trump ha aumentado su riesgo de la deportación.

La monumental reconstrucción de Houston es, a todas luces, un proyecto a largo plazo, y aunque es difícil predecir el impacto de la persecución de inmigrantes en Texas, ya hay señales de que sí tendrá un impacto en esos esfuerzos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha dicho que suspenderá las acciones de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) contra inmigrantes indocumentados en zonas afectadas por el huracán Harvey en Houston, y ahora con el huracán “Irma” en Florida, salvo que se trate de extranjeros criminales.

Pero pocos activistas de la comunidad inmigrante se fían de ese mensaje, y consideran que la continua persecución de inmigrantes seguirá siendo una amenaza que muchos trabajadores migrantes y sus empleadores, ven con gran preocupación.

¿Hasta dónde se podrá confiar en ICE? 

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /