CICLISTA MEXICANO CARLOS SANTAMARÍA PEDALEA DESDE ALASKA HASTA ARGENTINA
BATIÓ EL RÉCORD GUINNESS EN 117 DÍAS Y 5 HORAS PARA RECORRER LOS 22.709 KM DE LA RUTA PANAMERICANA QUE PASA POR 14 PAISES  
13460A.jpg

Fueron 117 días y 5 horas fueron las necesarias para que Carlos Santamaría recorriera 22.709 km de la ruta Panamericana, un récord de viaje en bicicleta desde el norte de Alaska hasta Ushuaia en el sur de Argentina, un récord 

De agosto a diciembre de 2015, el ciclista pasó por todos los escenarios: las nevadas de Alaska y Canadá, el desierto del norte de México, la selva tropical centroamericana, las cordilleras de Sudamérica.

También conoció los límites de su cuerpo, el acecho de animales salvajes, el temor a los grupos criminales y vivió varios golpes en su vida personal, pero aun así siguió adelante.

“Al empezar a ver la realidad de lo que suena ‘Alaska-Argentina en bicicleta’, te das cuenta que suena a un gran reto. Pero hay objetivos que se pueden lograr”, reflexiona Santamaría.

La carretera Panamericana pasa por 14 países y tiene su extremo norte en Prudhoe Bay, Alaska. Ahí comenzó el viaje que basado en el pronóstico meteorológico esperaba una “ola de calor” en agosto de 2015, pero lo que se encontró fue una nevada.

Donde se acababan las fuerzas del pedaleo diario, ahí Carlos Santamaría y sus acompañantes establecían un campamento. Su cuerpo quemó muchas calorías, tanto por el frío, como por las largas distancias de pedaleo. Pero poco a poco su cuerpo fue tomando su ritmo.

Antes de iniciar su viaje, el joven mexicano tenía dos años practicando el ciclismo de fondo, con sesiones de entrenamiento de 4 horas entre semana, al salir de la universidad, y 10 horas los fines de semana.

“Tenía que pedalear 200 kilómetros por día, en promedio. Era variable. Si un día pedaleaba 140 km, para el siguiente tenía que hacer 260”, explica.

El joven mexicano partió de Alaska acompañado de un vehículo de apoyo en el que viajaba su hermana Anahí y su cuñado, el también ciclista de fondo Christian Harbuz.

Al no contar con patrocinios, las necesidades del viaje requerían de una gran capacidad de adaptación, una cualidad que considera necesaria para lograr grandes metas.

Para alimentarse, encontrar lugares para acampar, para su aseo personal y hasta cuando estuvo enfermo, requirió de adaptación.

Adaptarse a la comida era una parte importante. En Centroamérica la dieta básica era el “pico de gallo”, a base de carne y frijoles, y en Sudamérica pasó uno de los problemas más grandes con su estómago al beber “jugo de uvas”, un fuerte concentrado acostumbrado en algunas zonas Colombia.

Pasaron por varios momentos de tensión, como al enfrentar a un oso grizzli al lado de su campamento en Canadá, o el temor de ser víctimas de grupos pandilleros en Centroamérica.

Pero uno de los momentos más riesgosos fue en su propio país, apenas al cruzar la frontera entre Estados Unidos y México en el estado de Chihuahua.

“Al momento de llegar a la carretera, nos recibe una camioneta con hombres armados. Y se te quedan viendo con cara de ‘qué haces aquí’. Los miré, porque si volteaba a otro lado, tal vez iban a pensar que estaba ocultando algo”, relata.

Otro reto a superar fue continuar en solitario. Luego se enteró que sus padres se habían separado, que una chica que le gustaba consiguió otro novio, y hasta su perro se había escapado de casa, pero siguió adelante.

Tuvo que mentalizarse en que seguiría el último tramo con la ropa que traía puesta, unas pocas herramientas y refacciones en una mochila, y muchos kilómetros por delante.

Para obtener el aval del récord Guinness, Santamaría llevaba un localizador GPS, debía llevar un registro escrito y fotográfico, contar con los sellos en su pasaporte, todo lo cual debía estar certificado por un notario.

La organización de los Guinness World Records validó el logro de Carlos Santamaría en abril de 2016.

Con ello superó al veterano ciclista de fondo escocés Scott Napier, quien poseía el récord al haber recorrido la ruta Panamericana en 125 días en 2009.

“Uno siempre piensa en la meta final, pero yo creo que lo principal es pensar en pequeñas metas que vamos a ir consiguiendo, en pequeños objetivos para lograr esa meta”, es lo que aprendió de este gran viaje.

Carlos Santamaría ha ofrecido diversas conferencias en México sobre cómo consiguió recorrer los 22.709 km en 117 días. 

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /