CONSEJOS PARA EVITAR COMPRAR UN AUTO INUNDADO 
¡CUIDADO! CERCA DE 370 MIL VEHÍCULOS AFECTADOS POR EL AGUA DE LAS TORMENTAS EN FLORIDA Y TEXAS 
13572A.jpg

Tras una de las peores temporadas de huracanes desde hace años y lluvias récord en muchas zonas del país, las inundaciones han causado grandes daños a más de un millón de vehículos, principalmente en Texas, Florida y Puerto Rico.

Por lo tanto, quienes estén pensando comprar un auto usado, deben tomar pasos adicionales para descubrir si el vehículo en cuestión fue víctima de una inundación, ya que las consecuencias pueden no ser evidentes a simple vista. Sie le auto tenia seguro, es más fácil detectar si fue o no dañado por el agua.

Comprar un vehículo usado y luego saber que ha sido dañado por inundación puede ser muy problemático y resultar en problemas costosos en el futuro. Peor aún, el simple hecho de ocupar uno de estos vehículos puede ser perjudicial para la salud debido al moho y bacteria que crecen en la alfombra y el sistema de ventilación.

El Car Care Council y la Car Care Professionals Network (CCPN), una red de proveedores profesionales de servicio automotriz, advirtieron que los daños a un auto bajo una inundación, dependen del nivel de agua que haya penetrado la cabina y otros lugares donde pudo haber afectado.

 

PARA EVITAR PROBLEMAS, LOS EXPERTOS RECOMIENDAN:

• La prueba del olfato: Cierra todas las ventanas y puertas y deja el automóvil por unos 5 minutos, preferentemente bajo el sol. Luego abre la puerta parcialmente y huele el primer vapor que salga de la cabina. El moho y los hongos tienen olores muy distintivos y no tardarán en presentarse.

• La prueba del tacto: Usando toallitas de papel, presiónalas contra los puntos bajos en la alfombra. Las toallitas de papel absorberán la humedad y mostrarán si la alfombra está mojada debajo de la superficie. Algunas alfombras pueden tener varias pulgadas de grosor como aislamiento contra el calor y sonido. Si la toallita de papel se moja, podría significar que agua ha entrado en el automóvil.

• Los detalles del interior: Mira debajo de los asientos y el tablero en busca de corrosión y óxido, y metal expuesto que no ha sido tratado. Hay resortes de metal debajo de los asientos delanteros que usualmente no se pintan. Si están oxidados, significa que el interior se ha mojado. Busca lodo y desperdicio en lugares donde no deberían estar, como el hueco donde se instala la llanta de refacción o los puntos más bajos del maletero.

• El panel de instrumentos: Gira la llave de encendido y haz una prueba de bombilla. Asegúrate de que cada bombilla se encienda. Si alguno de los sistemas del auto tiene un problema, la falta de una bombilla de advertencia lo puede esconder. Muchas veces los vehículos que se han inundado tienen fallos en sus sistemas de frenos antibloqueo y de bolsas de aire. Comprobar que la luz se enciende y luego se apaga después de la prueba de bombilla indica que el sistema está encendido y no tiene fallos activos.

• Un  mecánico profesional Deja que un técnico de servicio y reparación inspeccione su vehículo. En los talleres especializados los mecánicos pueden levantar el automóvil y mirar debajo en busca de lodo, palos o piedras en la suspensión. Un mecánico profesional puede revisar el aceite de los diferenciales para asegurarse de que no contienen agua. Gastar unos dólares para hacerlo examinar te dará la tranquilidad. 

 

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /