EL FUTURO DE LAS ELECCIONES
Por Michel Leidermann

Hace un año la elección presidencial dio como ganador al republicano Donald Trump. El proceso y el resultado, más allá de quién salió victorioso, dejó reflexiones y dudas sobre nuestra democracia.

Los ocurrido, la baja participación electoral, el Colegio Electoral determinando al ganador por encima del voto popular, y el impacto del resultado en los partidos políticos, hacen que a 12 meses de la elección todavía se esté hablando de ella.

El millonario neoyorquino obtuvo la mayoría de los delegados del Colegio Electoral gracias a una diferencia de solo 76,000 votos populares, divididos en los Estados de Wisconsin, Michigan y Pennsylvania, a pesar de que la demócrata Hillary Clinton lo superó por tres millones de votos a lo largo de la nación.

El margen de diferencia tan pequeño y estratégicamente ubicado, entre un total de más de 135 millones de votos, hace muy difícil señalar con precisión un motivo para explicar el resultado.

Se puede atribuir la victoria de Trump al respaldo informativo ruso, a la actitud del FBI semanas previas a los comicios, a la frustración de la clase trabajadora blanca, al poco entusiasmo demócrata y de las minorías, a una candidata con problemas de credibilidad como Hillary, y a otros motivos. 

Seguramente que todo influyó, pero el problema es de cara al futuro.

Por donde sea que se mire, esta es una presidencia que no representa a la mayoría de los estadounidenses, al menos de los que votaron.

Las diferencias internas dentro de ambos partidos políticos en esta ocasión perduran más que en otros ciclos electorales.

Los Demócratas tienen el desafío de unir el ala más liberal representada por Bernie Sanders con la más tradicional. En la discusión hay quienes creen que hay que recuperar el voto blanco hablando menos sobre el poder de las minorías. Pero no hay que perder la perspectiva. Si hubieran alentado mejor a los afroamericanos y latinos a salir a votar en esos tres Estados, otro podría haber sido el resultado.

Lo mismo para los Republicanos. Trump con su populismo se apoderó del partido. Hay unos pocos conservadores críticos del presidente, el resto acepta y justifica las incoherencias del mandatario. Pero las diferencias son muy grandes para desaparecer rápidamente. La discusión se hace en voz baja para no ser señalado como un traidor en un ambiente de intolerancia.

Sin lugar duda un año después de sufrir una inesperada derrota en las elecciones presidenciales, el Partido Demócrata celebró sus notables victorias electorales el 7 de noviembre en varios Estrados y ciudades. La opinión expresada por los ciudadanos en las urnas puede interpretarse como un claro “no” de parte de la población a algunos de los principios fundamentales de la Administración Trump.

Más allá de los números, parece evidente que el actual Gobierno ha generado un incipiente movimiento de resistencia. Feministas, negros, transexuales, inmigrantes, refugiados optaron por dar un paso al frente y presentarse como candidatos, y muchos ganaron.

Queda por verse si estos últimos resultados animan la futura votación de medio término en noviembre 2018. Los republicanos serán cautelosos y quizás más pragmáticos en sus acciones legislativas para atraer más votos y continuar con el amplio control que tienen en el Congreso y los gobiernos locales, mientras los demócratas utilizarán ese entusiasmo para identificar a los mejores candidatos posibles y definir un plan de reformas en beneficio principalmente para la clase trabajadora en temas de salud, impuestos y educación.

¡EL FUTURO DIRÁ …!

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /