DONALD TRUMP FURIOSO LUEGO DE QUE ABSOLVIERAN A MEXICANO INDOCUMENTADO ACUSADO DE ASESINATO 
SEGÚN LA DEFENSA EL ARMA SE DISPARÓ ACCIDENTALMENTE, LA BALA REBOTÓ Y FUE A DAR EN LA MUJER QUE MURIÓ EN LOS BRAZOS DE SU PADRE. JOSÉ INÉS GARCÍA ZÁRATE FUE ENCONTRADO CULPABLE DE POSESIÓN ILEGAL DE ARMAS DE FUEGO Y SE ENFRENTA A UNA SENTENCIA DE ENTRE 16
13744A.jpg

Kate Steinle tenía 33 años cuando recibió un disparo mientras caminaba con su padre en 2015 por un el muelle Pier 14, una de las zonas más concurridas por los turistas en San Francisco, tras recibir un disparo mientras paseaba con un amigo de su familia. Murió en los brazos de su padre

Hace dos años, en plena campaña electoral, Donald Trump, puso el caso como ejemplo de por qué había que reforzar la frontera y endurecer las medidas contra la inmigración ilegal. El mandatario calificó entonces la muerte de Steinle como “un acto de violencia sin sentido y totalmente evitable cometido por un inmigrante ilegal”.

El jueves 30, un jurado en San Francisco absolvió a José Inés García Zárate, un inmigrante mexicano vagabundo y sin papeles de 45 años, del homicidio de Kate Steinle en un veredicto que el mandatario tildó de “vergonzoso”. García Zárate fue declarado culpable de posesión ilegal de armas de fuego.

García Zárate no negó ser el autor del disparo, pero siempre aseguró que se había tratado de un accidente.

El acusado tenía varios elementos en su contra: no sólo carecía de permiso de residencia, sino que había sido deportado cinco veces. Además, había sido encarcelado en varias ocasiones por delitos como tráfico de drogas y asaltos menores. Apenas había salido de prisión tres meses antes de la muerte de Steinle.

Algo que hizo posible que García Zárate no fuera deportado una vez más tras salir en libertad: las autoridades penitenciarias no avisaron a las de inmigración de su falta de documentación.

Usaba una identidad falsa: Juan Francisco López Sánchez, y en marzo de 2015 se le acusó de venta de marihuana.

Si bien el jurado consideró al mexicano inocente de homicidio culposo, sí lo encontró culpable de posesión ilegal de armas de fuego y se enfrenta a una sentencia de entre 16 meses y tres años.

La fiscal del distrito Diana García, sostuvo que el acusado disparó con intención y que el sospechoso encontró la pistola en algún lugar y que disparó a Steinle en “su propia versión secreta de la ruleta rusa”. La bala rebotó en el suelo del muelle antes de darle a la víctima. 

Pero, según el abogado defensor, Francisco Ugarte, el arma se disparó accidentalmente, la bala rebotó y fue a dar en la espalda de Steinle, quien murió en los brazos de su padre. Ugarte, aseguró después del veredicto que este caso se había utilizado para “fomentar el odio”.

La familia de Steinle, apoya el concepto de las ciudades santuario como una herramienta de protección para los “inmigrantes que cumplen la ley”, según declaró al diario estadounidense San Francisco Chronicle. “Somos un país de gente amable”, dijo el padre de la víctima. “Pero nunca debió ser un puerto seguro para criminales violentos”, añadió la madre. 

 

Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /