EN ARGENTINA UNA MADRE ASFIXIA A SU BEBÉ POR NO PODER ALIMENTARLA 
“AHORA YA NO VA A SUFRIR MÁS, YA NO PODÍA SOPORTAR MÁS ESTA SITUACIÓN”, CONFESÓ LA MUJER
13751A.jpg

“Agárrenla, porque mató o quiere matar a la hija”, escucharon gritar a una mujer los vecinos de la localidad bonaerense de Florencio Varela el pasado sábado 25. La mujer gritaba mientras perseguía a otra que corría con un bebé envuelto en una manta. Uno de los vecinos salió corriendo e interceptó en la calle a la que huía, pero ya era tarde. La niña, de 23 meses, tenía la cara lívida y estaba muerta. Según medios locales, cuando llegó la policía, Karina Gómez, confesó el crimen: “La maté, ya está, me aseguré. No podía darle de comer, ahora ya no va a sufrir más. Ya no podía soportar más esta situación, estoy muy cansada”.

La Fiscalía imputó a Gómez por “homicidio agravado por el vínculo”.

Los intentos por reanimar la bebé fracasaron y fue trasladada de urgencia a un centro médico, donde certificaron su muerte. Según ha trascendido, la madre asfixió a su hija con una almohada y le colocó medias en las manos para que no la rasguñara mientras le impedía respirar. Se desconoce si tenía algún problema mental.

La mujer vivía con su hermana, no tenía trabajo y su único ingreso era un subsidio gubernamental.

Casi uno de cada tres argentinos vive bajo el umbral de la pobreza y el 6,2% son indigentes, es decir, no tienen ingresos suficientes para cubrir el gasto familiar en alimentos. Sin embargo, en muchos barrios vulnerables funcionan comedores públicos conocidos como ollas populares -en su mayoría en manos de organizaciones sociales- que garantizan un plato de comida a quien se acerca hasta ellos.

Hace dos años, otro caso conmocionó también a Argentina. Claudia Ayala, de 22 años, fue detenida acusada de matar a su hijo, de dos años, que fue encontrado sin vida y desmembrado a las afueras de Ostende, unos 380 kilómetros al sur de Buenos Aires. En un primer momento, la policía creyó que el niño había muerto por asfixia, pero la autopsia concluyó que murió de un golpe en la nuca.

Ambos casos son extremos, pero las agresiones a niños y adolescentes en Argentina son más frecuentes de lo que parece. Entre septiembre de 2013 y septiembre de 2015, la línea telefónica habilitada por el Consejo Nacional de la Mujer recibió 1.796 llamadas para denunciar distintas formas de violencia contra niños, niñas y adolescentes, según el informe de Unicef. Un análisis de los datos de la línea 144 sobre casos de violencia de género. 

 

Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /