PUERTO RICO REGISTRÓ MIL MUERTES MÁS DE LO NORMAL TRAS EL IMPACTO DEL HURACÁN MARÍA
EL GRUESO DE LAS MUERTES TUVO LUGAR EN HOSPITALES Y ASILOS, SIN LOS RECURSOS NECESARIOS PARA CUIDAR A LOS PACIENTES Y CON TEMPERATURAS POR ENCIMA DE 30 GRADOS
13773A.jpg

La estadística de defunciones indica que después del paso del huracán el 20 de septiembre hasta finales de octubre la cifra diaria de fallecimientos se desbordó con respecto a 2016 y 2015

La dimensión del desastre dejado por el huracán María en Puerto Rico emerge con nuevos datos. En las semanas posteriores, en medio del colapso del sistema eléctrico, con casi toda la isla sin luz ni agua corriente, la media diaria de muertos se multiplicó por 25. 

Desde que el huracán arrasó la isla el 20 de septiembre con categoría 4 y vientos de más de 150 kilómetros por hora hasta finales de octubre, hubo alrededor de mil muertos más de lo normal en comparación con las medias de los dos años anteriores. El Gobierno de la isla, sin embargo, hasta la fecha solo liga 64 defunciones a su efecto.

Los datos del Registro Demográfico indican que hubo 985 muertes adicionales en los primeros 40 días después de María (según datos del Centro de Periodismo Investigativo de Puerto Rico) y 1.052 en los primeros 42 (cifra ofrecida por The New York Times también en base a la estadística oficial). 

En vista del nivel de destrucción de la isla y de que los servicios e infraestructuras básicas permanecían paralizados, en Puerto Rico era común el estupor ante los números que ofrecían las autoridades, pues resultaban casi inverosímiles. 

A finales de septiembre, en pleno caos, el Secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, aseguraba que la cifra de muertos aumentaría, pero, decía, “no se doblará ni se triplicará”. Si bien el Gobierno local reiteraba que Puerto Rico se encontraba en “crisis humanitaria” y no dejaba de llamar a EE.UU. –del que es un Estado Libre Asociado– a acudir en su ayuda, con el gobernador Ricardo Rosselló afirmando que el país estaba “devastado”, el recuento de muertes parecía minimizado.

El grueso de las muertes después de María, según el Centro de Periodismo Investigativo, tuvo lugar en hospitales y asilos, sin los recursos necesarios para cuidar la salud de los pacientes y con temperaturas por encima de 30 grados. The New York Times precisa que el mayor aumento porcentual entre las causas de muerte fue el de la sepsis (llamada algunas veces envenenamiento de la sangre es la mayoría de las veces, una respuesta mortal del organismo a las infecciones) –un 50% más–, motivada, probablemente, por infecciones severas por falta de medicamentos o malas condiciones higiénicas en hospitales y domicilios.

Las carencias de electricidad crearon problemas graves para los tratamientos de diálisis o para dar oxígeno a enfermos; los hospitales que estaban abiertos trabajaban con generadores horas contadas. 

Si se llega a confirmar la relación con el huracán del aumento de un millar de muertes sobre la media, María habrá sido el huracán más mortal desde 1851. 

 

 

Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /