HEROÍNA EN SOPAS Y CARAMELOS: CÓMO LOS CÁRTELES TRASPASAN LAS FRONTERAS DE ESTADOS UNIDOS
13802A.jpg

Funcionarios estadounidenses señalaron que los miembros del Cártel de Ipala —llamado así por la ciudad guatemalteca donde tiene su base— enviaron a Estados Unidos grandes cantidades de heroína escondida en comida, principalmente: galletas, bizcochos de chocolate, sopas, caramelos y otras golosinas. Los paquetes tenían sello de fábrica y no mostraban signos de haber sido alterados, lo cual sugería que tal vez el cártel ha tenido acceso a una fábrica de procesamiento de alimentos, señalaron agentes involucrados en la investigación.

En vez de contrabandear la droga por puertos de entrada o a través de la frontera, los traficantes del cártel explotaban las debilidades de la seguridad fronteriza: paquetes enviados por medio del correo, UPS y FedEx; cargas aéreas y viajes en sistemas de transporte que cuentan con relativamente poca seguridad, como el tren Amtrak. 

El caso pone en evidencia las tácticas cada vez más sofisticadas que emplean las organizaciones de narcotraficantes para evadir los tradicionales sistemas de revisión fronteriza y los muros. Aunque Estados Unidos invierte miles de millones de dólares a lo largo de la frontera mexicana —la principal ruta del tráfico de drogas, los traficantes ya encontraron maneras de evitar las cámaras, los drones, los perros antinarcóticos y los agentes en la frontera, aseguraron los funcionarios.

Los agentes señalaron que el grupo también podría haber usado el servicio postal y los paquetes para evitar que los cárteles mexicanos les cobraran por cruzar su territorio.

Baltimore lleva mucho tiempo sufriendo el flagelo de la heroína. En esa ciudad de 614.000 habitantes, más de 21.000 personas son adictas, aseguró Leana S. Wen, la comisionada de salud. El año pasado, casi 700 personas murieron de sobredosis de drogas en Baltimore, más del doble de los 318 homicidios de los que tienen registro las autoridades locales. La mayor cantidad de muertes se atribuyen a la mezcla de heroína con fentanilo, según el Departamento de Salud de la ciudad: un síntoma de la crisis de drogas que está padeciendo Estados Unidos.

Los agentes dijeron que en un inicio pasaron por alto las drogas en la comida empaquetada, incluso después de revisar durante horas, porque no vieron que hubiera alteraciones en los paquetes. El hecho de que los estupefacientes estuvieran dentro de la comida también sirvió para ocultar el olor de las drogas a los perros antinarcóticos del aeropuerto.

Las autoridades federales y los expertos de seguridad nacional mencionaron que la explotación que hizo el grupo de narcotraficantes de los sistemas de correo y paquetería demostraba un entendimiento sofisticado de las fallas en la seguridad fronteriza. 

El alto volumen de correos y empaques —solo el Servicio Postal procesa miles de millones de paquetes al año— prácticamente imposibilita que cada artículo o cargamento sea registrado en busca de drogas, afirman los expertos. 

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, también inspecciona el correo y la paquetería que provienen del extranjero, pero solo revisa paquetes de forma aleatoria cuando se le alerta que hay problemas. 

 

Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /