EL DÍA DE REYES Y LA ROSCA DE REYES
13814A.jpg

Cuando el calendario 2018 apunta al sábado 6 de enero, una vieja tradición vuelve a ser motivo de festejo entre las familias latinas y especialmente las mexicanas. Las mesas ofrecen grandes roscas de masa dulce, pan adornado con higos, membrillo, cerezas y acitrón que recubren tonalidades verdes y rojas; sin que falten los humeantes acompañamientos a base de chocolate de tablilla, champurrados, ponches o atoles.

Como otras tradiciones, el festejo del Día de Reyes tiene su origen en la época de la Conquista, cuando los españoles impusieron las fiestas cristianas en el México de los aztecas, dando como resultado un mestizaje ideológico en las tradiciones y fiestas. 

El Día de Reyes es una de las primeras celebraciones de una leyenda que se hizo popular gracias a las representaciones o comedias realizadas durante la Navidad, con escenas bíblicas como la de los sabios de Oriente que llegaron a adorar al niño Jesús.

El trío de Reyes que visitó a Jesús en Belén, es uno de los capítulos más conocidos de la historia de la Navidad, con personajes de nombres Melchor, Gaspar y Baltasar distintas razas y edades, con trajes del Oriente y con los regalos que los Reyes llevaron al niño Jesús, que eran oro, incienso y mirra.

El Evangelio de Mateo menciona que los Reyes Magos vieron aparecer por el Oeste la Estrella de Belén, aunque no aclara si se trataba de un planeta, una estrella o cualquier otro fenómeno astronómico o astrológico. Según los escritos, los sabios viajaron siguiendo la estrella, y esta se detuvo sobre el lugar en el que Jesús había nacido, a pesar que es imposible que un astro marque un lugar tan concreto como un pesebre.

Todo sucedió cuando Herodes fue nombrado Rey de Judea por el Imperio Romano alrededor del año 37 a.C. Como la mayoría de su reino estaba compuesto por judíos y él mismo practicaba su religión, los romanos lo bautizaron como “Rey de los Judíos”. 

De acuerdo con el pasaje bíblico, Herodes habla con los Reyes Magos y les pide que vayan en busca del Niño Dios, y que cuando lo encuentren regresen a decirle su paradero y así poder venerarlo. Como los Magos no regresaron, Herodes manda matar a todos los niños menores de 2 años al sentirse amenazado por este nuevo rey, al que las profecías llaman “Rey de los Judíos” y que amenazaba su propio reinado. 

Cuando arribaron los jesuitas a México en 1572, estas pastorelas se empiezan a interpretar en lenguas indígenas, produciendo una mayor comprensión y aceptación entre los nativos. Ya en el Virreinato se hacen populares las procesiones de los reyes, inspiradas en las cabalgatas españolas. 

Para el siglo 18 se tiene registro de la rosca que, por su forma redonda, simboliza la corona de los reyes, mientras que las frutas son las joyas de la misma. 

Por otro lado, los muñecos que se insertan en la rosca, hacen referencia a cuando Jesús tuvo que esconderse del Rey Herodes. En México es muy importante el muñequito porque quien lo saca, será el padrino del niño Jesús el Día de la Candelaria cada 2 de febrero.

Conforme la tradición fue echando raíces, las roscas tuvieron que aumentar su tamaño, pues el número de comensales iba creciendo, y fue así como tomó su actual forma ovalada.

Hoy se sabe que el origen de la rosca o roscón no tiene nada que ver con la llegada de los Reyes Magos a Belén, sino que parece estar relacionado con las fiestas romanas dedicadas al dios Saturno, con el objeto de que el pueblo romano pudiera celebrar los días más largos tras el solsticio de invierno. Para estos festejos se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se repartían entre plebeyos y esclavos.

Una vez popularizada la tradición de la rosca en el siglo tercero se le introducía un haba seca que simbolizaba la regeneración, el resurgir de la vida, el año nuevo.

El afortunado al que le tocaba en su porción de rosca, era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo por lo que años después de empezó a nombrar a este pan como Rosca de Reyes.

Con la propagación del cristianismo en el mundo se asoció la antigua tradición del haba con la llegada de los reyes magos a la adoración del nacimiento de Jesús.

Por eso se reemplazó la semilla por una figura del niño Jesús, la cual recordaría a las familias la necesidad de brindarle un hogar para que nazca y crezca en los corazones de los hombres. 

 

Edición de esta semana
ESPECIALISTA HONDUREÑO EN ARKANSAS LIDERA INVESTIGACIÓN AGRÍCOLA
Por Michel Leidermann
EL LATINO continúa con su función de destacar a profesionales latinos en Arkansas para motivar a los jóvenes a estudiar y titularse como profesionales en distintas carreras universitarias, y avanzar más allá de la idea de muchos inmigrantes latinos que graduarse de la secundaria es el final de su educación.   / ver más /
El Día de los Caídos en Guerra o Memorial Day, es una fecha conmemorativa federal que tiene lugar el último lunes de mayo de cada año, con el objeto de recordar a los soldados estadounidenses que murieron en combate.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Quiero reconocer y aplaudir especialmente a los educadores en ocasión de celebrarse la Semana de Agradecimiento a los Maestros (del 7 al 11 de mayo). Hay innumerables situaciones en las que los gobiernos estatales trampean a los maestros con recursos insuficientes y como cabeza de turcos por las fallas educativas que los EE.UU. están sufriendo hace muchos años, demasiados, degradando y desgastando a los maestros que dedican sus vidas a educar a la próxima generación.   / ver más /