LOS 165 GRUPOS PARAMILITARES QUE OPERAN EN ESTADOS UNIDOS
FORMAN PARTE DE LO QUE SE DESCRIBE COMO “ODIO ORGANIZADO”
13821A.jpg

Cualquiera pensaría que forman parte de las fuerzas armadas o son miembros de los cuerpos de seguridad de los Estados Unidos. Pero no es así. Pertenecen al llamado “movimiento patriota”: cientos de grupos paramilitares cuya misión, dicen, es librar una guerra contra el gobierno y “proteger las libertades civiles”.

Actualmente hay 623 grupos del movimiento patriota y dentro de éste hay 165 milicias que forman el “ala armada” del movimiento según los datos del Southern Poverty Law Center (SPLC),. Son grupos extremistas antigobierno que comenzaron a cobrar impulso en los 1990. Su ideología está basada en teorías de conspiración globales sobre amenazas a la paz y la estabilidad y creen que el gobierno federal está colaborando con estas conspiraciones. Dicen que el gobierno está intentando quitarles sus armas, privarlos de sus derechos y libertades y que necesitan luchar contra esta conspiración.

Los grupos varían en tamaño. Algunos tienen decenas de seguidores, otros, como el llamado “Three Percenters” (Los tres porciento), cuentan con unos 10.000 miembros.Están extendidos por todo el país. Pretenden ser soldados, se organizan con rangos en sus grupos y se hacen llamar batallones o regimientos. Se visten con uniformes de combate y portan armas de uso militar. Dicen que son extremadamente patrióticos y sus grupos tienen nombres como Oath Keepers (Custodios del Juramento), Three percenters (Los tres por ciento) y Posse Comitatus (Fuerza del condado). Conducen patrullas en sus estados y para entrenarse realizan asaltos e incursiones en recintos simulados con municiones reales. En realidad son grupos extremistas y están muy bien armados

Las milicias modernas tienen sus raíces en organizaciones racistas y antisemitas de los 1970 y 1980, como el llamado christian identity (identidad cristiana) y el posse comitatus, que propagó teorías conspirativas de que el gobierno federal era una amenaza al pueblo estadounidense. Y ahora se les suele ver en eventos públicos como la marcha de grupos de extrema derecha en Charlottesville en agosto pasado. 

Después de medio siglo de haber estado relegada a los márgenes de la sociedad, se vio algo sin precedentes en Estados Unidos: la entrada de la derecha radical al discurso político convencional.

Tal como asegura el Southern Poverty Law Center (SPLC), aunque el movimiento patriota y sus grupos armados sigan disminuyendo con el gobierno de Trump, “la extrema derecha y los grupos de odio que operan en el país continúan un aumento sin precedentes: 917 en 2016”. Y el cambio más dramático en el último año, dice el SPLC, fue “el enorme aumento de 197% de los grupos de odio antimusulmanes, de 34 en 2015, a 101 en 2016”. 

 

Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /