¿Qué es el cáncer?
1383A.jpg
El cuerpo está hecho de muchos tipos de células. Normalmente, las células crecen, se dividen y mueren. Algunas veces las células mutan, es decir cambian, y comienzan a crecer y a dividirse más rápidamente que las células normales. En vez de morir, estas células anormales se agrupan en conjunto formando tumores. Si estos tumores son cancerosos —también llamados malignos— pueden invadir y matar los tejidos sanos de su cuerpo.
A partir de estos tumores las células cancerosas pueden hacer metástasis, es decir, expandirse, y formar nuevos tumores en otras partes del cuerpo.
A diferencia, los tumores no cancerosos —también llamadas “benignos”— no se expanden a otras partes del cuerpo.

Tipos comunes de Cáncer en los adultos
Existen muchos tipos diferentes de cáncer, pero todos los cánceres comienzan con células anormales que crecen fuera de control.
El tipo de cáncer lo determina el lugar donde el crecimiento anormal de células comienza. Los cánceres más comunes en los adultos son el cáncer de la piel, del pulmón, de colon, el cáncer rectal, de mama, cáncer endometrial, cáncer del ovario y cáncer de la próstata.

Cáncer de mama
El cáncer de mama o seno comienza en el tejido de los senos. La mayoría de los tumores que se forman en el tejido de los senos son benignos.
Algunos tumores de los senos son cancerosos pero aún no se han expandido a otras partes del cuerpo. Este tipo de cáncer se llama “in situ” y casi siempre puede curarse con tratamiento. El tipo de cáncer de mama más grave es el invasivo; esto significa que los tumores cancerosos se han expandido a otras partes del cuerpo.
El cáncer de mama es el segundo tipo de cáncer más común en la mujer después del cáncer de la piel. Las buenas nuevas son que la tasa de mortalidad por cáncer de mama ha disminuido durante los últimos años. Esto, probablemente, se debe a que más tumores se han detectado temprano, cuando el tratamiento puede ayudar al máximo. Los mamogramas y los exámenes de los senos (tanto los auto exámenes como los que son hechos por el médico) pueden ayudar a encontrar los cánceres de mama temprano.
Los exámenes selectivos de detección de cáncer, antes de que haya síntomas, pueden ser importantes. Pueden ayudar a los médicos a encontrar y tratar el cáncer a tiempo. Es más posible que el tratamiento sea efectivo cuando el cáncer se encuentra temprano.
El médico puede sugerir exámenes selectivos de detección para buscar cáncer de seno antes de que se presenten síntomas:
• Mamografía de detección
• Examen clínico de seno
• Autoexamen de seno
Las mujeres de 40 años y más deberán tener mamografías (imágenes de los senos que se hacen con rayos X) cada uno o dos años. Las mujeres que tienen un riesgo mayor que el promedio de padecer cáncer de seno deberán hablar con su médico acerca de hacerse mamografías antes de los 40 años de edad y de la frecuencia.
Las mamografías de detección pueden mostrar a menudo un bulto en el seno antes de que se pueda sentir. Pueden también mostrar un grupo de partículas muy pequeñas de calcio. Estas partículas se llaman microcalcificaciones. Bultos o partículas pueden ser un signo de cáncer.
Si el médico ve un área anormal en la mamografía, es posible que la mujer necesite hacerse más mamografías. También, es posible que la mujer necesite hacerse una biopsia. Una biopsia es el único medio de saber con seguridad si hay cáncer presente. (Hay más información sobre biopsias más adelante).
Las mamografías son el mejor instrumento que tienen los médicos para encontrar cáncer de seno temprano. Sin embargo, es bueno para la mujer tener en cuenta que una mamografía puede fallar al no detectar algunos cánceres que están presentes. (Esto se llama un “falso negativo”); puede mostrar cosas que resultan no ser cáncer. (Esto se llama un “falso positivo”); Algunos tumores de crecimiento rápido pueden ya haberse diseminado a otras partes del cuerpo antes de que una mamografía los detecte.
Las mamografías (así como los rayos X dentales y otros rayos X de rutina) usan dosis muy pequeñas de radiación. Aunque los beneficios casi siempre superan los riesgos, la exposición repetida a los rayos X podría ser dañina. Es una buena idea que la mujer hable con su médico acerca de la necesidad de cada mamografía.
Durante un examen clínico de seno, el médico palpa los senos mientras la mujer está sentada y acostada. Pueden pedir a la mujer que levante sus brazos sobre su cabeza, que los deje colgar a los lados o que apriete sus manos contra las caderas. Se fija en las diferencias que haya entre los dos senos, incluso en diferencias extrañas de tamaño o forma. La piel de cada seno es revisada buscando alguna erupción, hoyuelos o señas anormales. Es posible que apriete los pezones para ver si hay algún fluido presente.
Usando las yemas de los dedos para sentir bultos, el médico revisa todo el seno, la axila y el área de la clavícula, primero en un lado luego en el otro. Un bulto es generalmente del tamaño de un guisante o chícharo para poder sentirse. Pueden revisarse los ganglios linfáticos cerca del seno para ver si están hinchados.
Las mujeres debieran autoexaminarse sus senos mensualmente para buscar cualquier cambio en sus senos. Al hacerse un autoexamen, es importante recordar que los senos de cada mujer son diferentes y que pueden ocurrir cambios a causa del envejecimiento, del ciclo menstrual, embarazo, menopausia o de tomar píldoras anticonceptivas u otras hormonas. Es normal que los senos se sientan un poco abultados y desiguales. También, es común que los senos de la mujer estén hinchados y tiernos justo antes del período menstrual o durante este.
Si se nota cualquier cosa rara durante el autoexamen o en cualquier momento, se deberá informar al médico.
También, es importante recordar que los autoexámenes de seno no pueden reemplazar las mamografías de detección regulares ni los exámenes clínicos de seno. Los estudios no han demostrado hasta ahora que los autoexámenes reducen el número de muertes por cáncer de seno.
El cáncer de seno puede causar cambios a los que las mujeres deberán poner atención:
• Un cambio en la forma como se siente el seno o el pezón. Un bulto o engrosamiento en el seno o cerca de él, o en la axila. Un pezón sensible.
• Un cambio en la forma como se ve el seno o el pezón. Un cambio en el tamaño o forma del seno. El pezón sumido hacia dentro del seno. La piel del seno, de la areola o del pezón se ha hecho escamosa, roja o hinchada. Puede tener rebordes u hoyuelos de tal manera que se parece a la cáscara de una naranja.
Aunque el cáncer de seno al principio no causa dolor, la mujer deberá ver a su médico si tiene dolor en el seno o cualquier otro síntoma que no desaparece. Por lo general, estos síntomas no significan que haya cáncer, pero es importante verificar que cualquier problema pueda diagnosticarse y tratarse tan pronto como sea posible.
Cáncer endometrial y cáncer del ovario
•El cáncer de los tejidos de revestimiento del útero (la matriz) se llama cáncer del endometrio. Es más común en la mujer que ha pasado por la menopausia. La seña temprana más común de cáncer del endometrio es el sangrado inusual por la vagina —a veces llamado manchado— especialmente si éste sucede después de la menopausia.
El cáncer del ovario es cáncer en uno o en ambos ovarios. Los ovarios producen óvulos y las hormonas femeninas estrógeno y progesterona.
El tipo de tumor depende de dónde comenzó a crecer y de si es o no es canceroso. Desafortunadamente, el cáncer del ovario es muy difícil de detectar en la etapa temprana. Su médico puede revisarle los ovarios durante el examen pélvico de rutina para ver si se sienten normales, pero en muchas oportunidades los tumores son tan pequeños que no pueden detectarse.
La prueba del Papanicolau o Pap es el método más efectivo para la detección temprana del cáncer cervical. Todas las mujeres mayores de 18 años, incluso las mayores de los 60 años, deben hacerse una prueba anual de Papanicolau. Todas las mujeres menores de 18 años que sean sexualmente activas deben también hacerse exámenes regulares de Papanicolau. Si su prueba de Papanicolau es normal por tres años seguidos, su médico sugerirá cuándo regresar por la siguiente. Para la mayoría de las mujeres, se recomienda una prueba anual de Papanicolau.
La evidencia indica que las mujeres latinas son el grupo con menos probabilidades de ir a hacerse la prueba Pap y el grupo con más probabilidades de contraer cáncer cervical.
Su detección precoz es difícil porque con frecuencia los síntomas son imprecisos y se confunden con otras enfermedades. Si cualquiera de los síntomas mencionados más adelante persiste más de 2 o 3 semanas, consulte con su médico para determinar la causa:
• Dolor o malestar pélvico o abdominal.
• Inflamación o sensación de plenitud en la pelvis o el abdomen.
• Náuseas o indigestión persistentes.
• Diarrea o estreñimiento para los que no encuentra explicación.
• Dolor durante el acto sexual.
• Hemorragia anómala (no menstrual) a partir de la vagina.
• Fatiga y lumbago persistentes.ÁNCER?
Cualquier mujer puede presentar cáncer de ovario, pero la enfermedad se manifiesta con más frecuencia en mujeres que:
• Tienen más de 50 años de edad.
• Tienen familiares a los que se les ha diagnosticado un cáncer de ovario, de mama o de colon.
• Se les han detectado mutaciones en los genes BRCA1 o BRCA2 del cáncer de mama.
• Han tenido un cáncer de mama antes de los 50 años de edad.
• Nunca se han quedado embarazadas ni han utilizado la píldora anticonceptiva.

Cáncer de la próstata
El cáncer de la próstata comienza en la glándula prostática. La glándula prostática se localiza justo debajo de la vejiga y en frente del recto. Ésta fabrica un líquido que se mezcla con el esperma y otros líquidos durante la eyaculación. La mujer no tiene glándula prostática.
El cáncer de la próstata puede crecer rápidamente y expanderse a otras partes del cuerpo o puede crecer lentamente y quedarse en la próstata. Tres de cada cuatro casos de cáncer de la próstata son del tipo de crecimiento lento que causa pocos —si es que causa—problemas.
El cáncer de la próstata es el tipo de cáncer más común encontrado en los hombres aparte del cáncer de la piel. A pesar de que a los hombres de cualquier edad les puede dar cáncer de la próstata, éste, más frecuentemente, ocurre en hombres mayores de 50 años. De hecho, más de ocho de diez hombres con cáncer de próstata tienen más de 65 años.
Los hombres negros tienen un riesgo mayor que los hombres caucásicos. Los hombres con antecedentes familiares de cáncer de la próstata también tienen un mayor riesgo. Antecedentes familiares significan que su padre o que un hermano ha tenido cáncer de la próstata.
Los síntomas posibles de cáncer de la próstata son:
• Dificultad para comenzar a orinar
• Menos fuerza en el chorro de orina
• Goteo después de terminar de orinar
• Ganas de orinar frecuentemente
• Sangre o pus en la orina
• Dolor o sensación de ardor al orinar
• Dolor con la eyaculación
• Dolor en la cadera o en la espalda que no desaparece con el tiempo
Su médico puede examinarle la próstata metiéndole un dedo enguantado y lubricado unas pulgadas dentro del recto para sentir su glándula prostática. Esto se llama un examen rectal digital. Una próstata normal se siente firme. Si existen partes duras en la próstata su médico puede sospechar cáncer.
Otra forma de chequear el cáncer de la próstata es con una prueba de sangre llamada PSA o APE. PSA es la abreviación en inglés de “prostate specific antigen” y APE es la abreviación en español de antígeno prostático específico. Los hombres que tienen cáncer en la próstata pueden tener un nivel de APE en su sangre más elevado. Sin embargo, el nivel de APE también puede ser más alto por cuenta de otras causas menos graves tales como infección.

Cáncer de la piel
El cáncer de la piel es el tipo más común de cáncer. Afortunadamente también es el más curable.
Existen dos formas de cáncer de la piel: melanoma que es el menos común pero más grave, y no melanoma que es la forma común que se puede tratar bien. Más de un millón de personas serán diagnosticadas con cáncer de la piel cada año. La mayoría tendrán cáncer de la piel que no es melanoma.
Casi la mayoría de los cánceres de la piel son el resultado de exposición excesiva a la luz ultravioleta que está en los rayos del sol, y a las luces usadas en los salones de bronceado.
Es importante detectar el cáncer de la piel lo antes posible. La mejor manera de hacer esto es mantenerse atento a su piel; especialmente a los lunares. La regla ABCDE (se basa en el análisis de 4 características de las lesiones que facilitan el diagnóstico: asimetría, bordes irregulares, color heerogeneo, y diámetro de 6 ó más mm) le puede ayudar a recordar en qué fijarse cuando se esté examinando cualquier lunar en su piel. Si nota alguno de estos síntomas llame a su médico inmediatamente.

Cáncer de pulmón
Existen dos formas de cáncer de pulmón: no microcelular y microcelular.
El cáncer de pulmón no microcelular es más común que el cáncer de pulmón microcelular y generalmente crece y se expande más lentamente. El cáncer de pulmón microcelular casi siempre es causado por fumar.
El cáncer de pulmón afecta aproximadamente a 170,000 estadounidenses cada año. Si bien el cigarrillo es la causa principal, cualquier persona puede desarrollar cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón siempre es tratable, independientemente del tamaño, la localización y el grado de diseminación. No obstante, el resutado a largo plazo no es muy favorable cuando el estado del cancer es más avanzado.
Los pulmones absorben oxígeno del aire y lo transportan al torrente sanguíneo, desde donde es conducido al resto del cuerpo. A medida que las células del cuerpo usan el oxígeno, liberan anhídrido carbónico. El torrente sanguíneo conduce el anhídrido carbónico nuevamente a los pulmones, desde donde será eliminado durante la exhalación. Los pulmones contienen muchos tipos diferentes de células.
De hecho, fumar cigarrillos es el factor de riesgo número uno para desarrollar cáncer del pulmón. Si usted fuma, hable con su médico acerca de parar. Su médico le puede ayudar e encontrar la forma de romper el hábito.

Cáncer de colon y el cáncer rectal
El cáncer del colon comienza en el intestino grueso llamado colon. El cáncer rectal comienza en el recto; la parte del intestino grueso que está más cerca del ano o sea la apertura externa del intestino. Estas formas de cáncer tienen muchas características en común. Algunas veces se refieren a ellas en conjunto como cáncer colorectal
La mayoría de los cánceres colorectales comienzan como un pólipo. Al comienzo, un pólipo es un crecimiento pequeño e inofensivo en la pared del colon. Sin embargo, a medida que un pólipo crece, se puede convertir en un cáncer que crece y se expande. Las señas de alarma del cáncer colorectal pueden incluir sangre en su materia fecal o en el inodoro después de que se le ha movido el estómago, un cambio en la forma de su materia fecal, o dolor tipo cólico en la parte inferior de su estómago. Usted debe ver a su médico su tiene cualquiera de las señas de alarma del cáncer colorectal.
Las pruebas de detección se usan para encontrar una enfermedad en sus etapas iniciales, antes de que usted presente síntomas o tenga antecedentes de dicha enfermedad. Las pruebas de detección del cáncer colórectal no sólo pueden encontrarlo en una etapa temprana y curable, sino que también pueden prevenirlo al encontrar y extirpar pólipos que al pasar el tiempo pueden volverse cancerosos.
Existen varias pruebas que se usan para detectar el cáncer colorectal, entre las más comunes:
• El análisis de sangre oculta en heces (FOBT, en inglés) es una prueba para detectar sangre en la materia fecal. Los estudios han demostrado que esta prueba reduce el número de muertes por cáncer colorectal en un 30 %, cuando se realiza cada año o cada dos años en personas de 50 a 80 años.
• La sigmoidoscopia es un examen del recto y puede encontrar tumores cancerosos o precancerosos en el recto y en el colon inferior.
• La colonoscopia es un examen del recto y de todo el colon que puede encontrar tumores cancerosos o precancerosos en todo el colon, incluyendo la parte superior del colon, a donde no llega la sigmoidoscopia.
Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /