EL LIBRO “FUEGO Y FURIA” Y SUS “REVELACIONES” SOBRE TRUMP ROMPE RÉCORDS DE VENTA
EL VOLUMEN CAUSÓ LA INDIGNACIÓN DEL PRESIDENTE PORQUE LO DEJA MUY MAL PARADO
13840A.jpg

Horas antes de la salida a la venta del libro, el presidente ventiló en la red social de Twitter su frustración por la publicación de la obra. “(El libro) está lleno de mentiras, tergiversaciones y fuentes que no existen”, tuiteó la noche del jueves 4 Trump, quien horas después criticó a los medios de comunicación por dedicar tanta atención al tema.

El mandatario aseguró que no autorizó “ningún acceso” a la Casa Blanca al autor del libro, el periodista Michael Wolff y que “nunca” habló con él para ese texto, y pronosticó que las cosas no irán bien ni para ese periodista ni para “el chapucero” Bannon.

Pero el libro se convirtió en todo un éxito editorial incluso antes de su salida a la venta, con una enorme demanda en Amazon y en las librerías de todo el país, que en muchos casos agotaron los ejemplares en cuestión de minutos.

La editorial responsable, Henry Holt & Company, desafió así la amenaza de los abogados de Trump, que habían pedido detener la publicación del libro por considerar que contenía múltiples declaraciones difamatorias sobre el presidente y su familia.

El autor del libro defendió hoy su trabajo en una entrevista en NBC News, en la que dijo que sigue respaldando “absolutamente” todo el contenido de la obra y dio irónicamente las gracias a Trump por darle publicidad. “No solo me está ayudando a vender libros, está demostrando que la conclusión del libro es cierta. Es extraordinario que el presidente de Estados Unidos intente detener la publicación de un libro”, afirmó Wolff.

El periodista, bastante desconocido en Washington hasta esta semana, asegura que durante los primeros meses de Trump en el poder tuvo un acceso prácticamente ilimitado a una caótica Casa Blanca, donde nadie controlaba demasiado sus movimientos, y que pudo entrevistar a docenas de asesores del mandatario.

Wolff sostiene en su libro que el objetivo de Trump en la campaña electoral de 2016 no era llegar a ser presidente, sino potenciar su marca; y que sus propios asesores no confían en el mandatario. El autor dijo que los asesores del mandatario le ven “como un niño” y le llaman “idiota”. 

“Dicen que es un imbécil, un idiota. Hay una competencia para llegar al fondo de quién es este hombre”, añadió. “Este hombre no lee, no escucha. Es como un ‘pinball’, virando a todas partes”.

Preguntado por el estado mental del presidente, Wolff respondió con una cita de algo que supuestamente le dijo Bannon en una de sus conversaciones: “La ha perdido (la cabeza)”.

Wolff también aseguró haberle dicho a los funcionarios de la Casa Blanca todo lo “necesario” para poder tener acceso a las fuentes que le habrían de proporcionar información, algo que puede dar munición al equipo de Trump en su intento de desacreditarle con el argumento de que dio razones falsas para justificar sus visitas al Ala Oeste.

Algunas fuentes aseguran que Wolff tiene horas de grabaciones que respaldan la mayoría de sus afirmaciones en el libro. 

 

 

Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /