CANCELAN TPS PARA 200.000 SALVADOREÑOS CON 18 MESES DE PERIODO DE GRACIA 
DEMORAN SU SALIDA HASTA SEPTIEMBRE DE 2019 ABRIENDO LA PUERTA A SU DEPORTACIÓN
13868A.jpg

Primero fueron los inmigrantes nicaragüenses, después los haitianos y ahora los salvadoreños.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) considera que las condiciones en El Salvador ya no justifican más prórrogas del programa de “Estatus de Protección Temporal (TPS), por lo que el lunes 8 anuló el programa para cerca de 200,000 salvadoreños, la mayoría de los cuales está en el país desde al menos 2001, pero con un periodo de gracia hasta septiembre de 2019 para facilitar una transición ordenada.

El “TPS” actual de los salvadoreños vencía en marzo 2018, pero el DHS ha decidido dar un periodo de gracia de 18 meses, hasta septiembre de 2019, para que los salvadoreños afectados buscan opciones legales para ajustar su residencia legal, o preparar su salida del país.

Si no lo hacen, a partir de entonces, serán considerados inmigrantes indocumentados y podrán ser deportados. Muchos de ellos llevan más de una década en EE UU. Las anteriores cancelaciones del TPS afectaron a muchos menos inmigrantes: 59.000 haitianos y a 5.300 nicaragüenses.

El TPS para El Salvador se inició en 2001 después de que el país centroamericano sufriera dos devastadores terremotos. Los críticos con el programa sostienen que se concibió para ofrecer protecciones migratorias temporales y no permanentes.

La decisión, ampliamente anticipada, causó el rechazo generalizado de los demócratas y grupos del movimiento pro-inmigrante en todo el país, quienes destacaron nuevamente el clima de violencia e inseguridad en El Salvador, que no está listo para absorber a una ola masiva de retornados.

El TPS se ha convertido en un blanco fácil para la política de mano dura en inmigración de Trump. Pero la cancelación desatará efectos traumáticos. Por ejemplo, los miles de hijos que tuvieron en EE UU esos inmigrantes son ciudadanos estadounidenses, por lo que, a diferencia de sus padres, no pueden ser deportados.

Según el Centro de Estudios Migratorios, hay 135.000 hogares de inmigrantes salvadoreños, amparados por el TPS. Un 88% de ellos trabajan y un 10% se han casado con ciudadanos estadounidenses. Una cuarta parte de los salvadoreños vive en California y una quinta parte en los suburbios de la ciudad de Washington.

Ahora la pelota cae en el Congreso para aprobar una solución legislativa permanente. 

 

Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /