LA CRISIS DE LOS OPIÁCEOS: VENENO PARA LA ECONOMÍA ESTADOUNIDENSE
EL CONSUMO MASIVO DE MEDICAMENTOS Y DROGAS ACORTA LA ESPERANZA DE VIDA EN ESTADOS UNIDOS Y REDUCE EL MERCADO LABORAL
13970A.jpg

Estados Unidos se topó con un dato desolador, su esperanza de vida se había reducido en 2016 por segundo año consecutivo, una anomalía entre los países desarrollados. 

En el centro de este fenómeno figura la epidemia de opiáceos que asuela a la mayor potencia del mundo. El mes pasado el gobierno Trump calculó que la crisis había costado en un año más de $500.000 millones por las muertes (64.000 por sobredosis de drogas en 2016), los gastos médicos y la pérdida de horas trabajadas. 

El impacto más inmediato y evidente de esta epidemia se percibe en el mercado laboral.  La Brookings Institution el año pasado publicó que casi la mitad de los hombres que no estaban en la población activa tomaban medicamentos para el dolor a diario, un dato reconoce la penosa relación entre opiáceos y actividad laboral. El repunte de las prescripciones de este tipo de medicamentos registrados entre 1995 y 2015 podría haber causado el 20% del declive de la tasa de participación (porcentaje de la población empleada o en búsqueda de empleo) de los hombres experimentado en el mismo periodo. En el caso de las mujeres, explicaría el 25% del mismo descenso.

La caída de la población activa es un problema que Estados Unidos arrastra desde hace años y que está atrasando el crecimiento potencial del país, más allá de los ciclos económicos. Algo influye el envejecimiento de la población y la desaparición de cierto tipo de empleo, pero los opiáceos han desempeñado un papel más relevante de lo percibido hasta ahora. 

El fentanilo y otros opiáceos sintéticos, cuando no directamente la heroína, ya empieza a afectar a algunas empresas a la hora de encontrar trabajadores.  No hay una industria especialmente identificada como más perjudicada. La publicación señala que “los trabajadores menos formados son más vulnerables, también es más entre la población blanca que la afroamericana o la latina, pero la adicción está muy extendida”. Hay un círculo vicioso potencial en el adicto a los medicamentos.

Otros datos apuntan también al repunte del consumo de drogas en general entre los trabajadores estadounidenses. La empresa Quest Diagnostics, que se dedica a realizar análisis al personal en empresas y elabora un índice anual, halló en 2016 la mayor tasa de uso de drogas por parte de empleados en 12 años. Llevan cuatro años seguidos registrando aumentos en el caso de la cocaína, aunque el repunte más drástico en el año corresponde a la marihuana y el de la de heroína se mantuvo estable. 

 

Edición de esta semana
INAUGURAN CENTRO DE SERVICIOS HISPANOS “EL PUENTE” EN SEARCY
Por Michel Leidermann
El martes 6 de agosto se inauguró oficialmente El Puente Hispanic Services Center, una organización sin fines de lucro 501 (c) (3). El centro trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas y familias latinas que viven en el área de Searcy, Arkansas.    / ver más /
La junta de fideicomisarios del Arkansas Arts Center acordó el martes 13 contratar a su próximo director ejecutivo, seleccionando a la directora del Museo de Arte de El Paso, Victoria Ramírez.   / ver más /
El gobernador de Arkansas, Asa Hutchison dijo el martes 6 mientras hablaba ante la Asociación de Sheriffs de Arkansas, que quiere que los crímenes de odio sean procesados ​​como tales en el estado.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Las carnicerías sin sentido en El Paso y Dayton, deberían motivar a todos los estadounidenses a decidir cómo evitar estas matanzas.   / ver más /