EL OBISPO QUE DIALOGA CON EL NARCO EN GUERRERO, UNA DE LAS ZONAS MÁS VIOLENTAS DE MÉXICO
SALVADOR RANGEL HABLA DESPUÉS DEL ASESINATO A BALAZOS A DOS DE SUS SACERDOTES
13990A.jpg

El obispo Salvador Rangel tenía una misión hace unos dos años: salvarle la vida a un cura condenado por el líder de uno de los carteles de droga más poderosos de la sierra de Guerrero. Y desde entonces, acude a ellos con frecuencia, porque está convencido de que los narcos son los únicos que gobiernan la región. Su diócesis, no puede permitirse una baja más. La semana pasada asesinaron a balazos a dos sacerdotes: Germain Muñiz e Iván Añorve, cuando regresaban de una fiesta en un conocido municipio de la entidad, Taxco.

“Todo Guerrero está en manos del narcotráfico”, declara sin tapujos Rangel que acababa de oficiar una misa en la gran Basílica de Guadalupe, el templo católico más importante de México. 

La iglesia con capacidad para 10.000 fieles, estaba prácticamente llena. La mayoría eran peregrinos recién llegados de aquella zona del sur de México, que coreaban su nombre como si se tratara de una estrella de rock. “Me dijeron de parte del Gobierno que no hiciera más declaraciones. A ver quién aguanta más, ellos o yo”, advierte el sacerdote después de pedir que se diesen la paz.

El obispo de Chilpancingo (Guerrero) mantiene un frente abierto con las autoridades estatales y federales desde que decidió emprender una peligrosa cruzada por su cuenta: poner paz en aquel infierno, aunque para ello tenga que dialogar con los criminales. 

Después de salvarle la vida a aquel cura hace dos años, mantiene un diálogo con los capos de la droga para evitar que sigan matando. Rangel se ha convertido en un intermediario en las negociaciones territoriales entre tres grupos criminales que se disputan la zona. “Me he sentado con ellos por separado y estoy tratando de conciliar los diferentes intereses. Cada quien se pelea ciertos lugares, pero para que haya un arreglo tienen que ceder ciertas cosas. Ellos confían en mí”, revela.

La entidad se ha convertido en los últimos meses en el epicentro de la violencia. Tan sólo en lo que va de año han sido asesinadas al menos tres al día, según las cifras de la diócesis. Y en 2017 acumuló 2.318 víctimas de homicidio. El obispo está convencido de que el papel de la Iglesia en aquellos territorios puede ser clave: “Que no nos vean como enemigos. Nosotros conocemos la situación, los caminos, las personas, podríamos ser los grandes aliados siempre que hubiera buena intención por parte de las autoridades”, señala.

Rangel insiste en que antes de juzgar, hay que conocer bien el terreno. “Si las autoridades conocieran bien la montaña, ahí eso del cultivo de la amapola es toda una cultura. Empiezan desde chiquitos a rallar la amapola, como tienen las manos pequeñas no quiebran las plantas y van recogiendo la goma de opio. Luego, los niños empiezan a crecer y van al monte a llevar la comida para los que andan trabajando allá. Después, más grandecitos, pues se convierten en halconcitos [espías del narco] y así van creciendo en esta cultura. Mientras el Estado no ofrezca otras oportunidades, ellos van a seguir en esto.”, cuenta.

La entidad es la principal productora de opio del país, de este negocio viven más de 1.000 comunidades. Y México ocupa el tercer puesto del mundo, sólo después de Afganistán y Myanmar. 

 

Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /