CATEDRAL SEMIDERRUIDA EN EL CENTRO DE MANAGUA SERIAMENTE DAÑADA POR UN TERREMOTO EN 1972
TANTO DAÑO HICIERON LOS SAQUEADORES COMO LA NATURALEZA Y MISERABLEMENTE SE LLEVARON TODO EL MOBILIARIO, PUERTAS, VITRALES, LÁPIDAS, EL PISO DE MÁRMOL, LOS ALTARES, Y LAS IMÁGENES
13992A.jpg

Terminada de construir en 1938 y seriamente dañada por un terremoto en 1972, la “catedral vieja” de Managua, la capital de Nicaragua, ha pasado más tiempo como ruina que como iglesia. Pasados 45 años, es toda la catedral, y no sólo su reloj, la que sirve de recordatorio del fatídico evento que no deja de sorprender a muchos de los turistas que llegan hasta la Plaza de la Revolución que hoy alberga un museo.

Para averiguar la hora exacta del terremoto que arrasó con Managua en las primeras horas del 23 de diciembre de 1972 basta con darle un vistazo a la antigua catedral de la capital nicaragüense. El reloj del campanario de su costado sur se paró para siempre a las 12:35 de aquella madrugada de infierno, en la que cerca de 20.000 personas perdieron la vida, cuando un sismo de 6,2 grados azotó a la ciudad centroamericana casi en vísperas de Navidad.

La imponente mole gris nunca ha sido reparada y sus heridas siguen estando ahí, para el que quiera verlas. El campanario sur, claramente torcido, perdió la cruz que lo coronaba. Numerosas paredes están cruzadas por grietas; varios ventanales, tapiados. Y el metal de su estructura interna está a la vista en diferentes lugares, especialmente ahí donde falta el techo… Generaciones enteras de managuas se han acostumbrado a verla así.

Curiosamente, al inicio de la historia de la “catedral vieja” -como se conoce localmente a la iglesia desde la construcción de “la nueva catedral”, inaugurada en septiembre de 1993- también hay otro terremoto. Un moderno edificio diseñado por el mexicano Ricardo Legorreta, la Catedral metropolitana Inmaculada Concepción de María, hace de Managua una ciudad con dos catedrales.

La capital nicaragüense fue afectada por otro sismo en 1931, cuando la construcción de la que eventualmente sería la Catedral Metropolitana de Santiago Apóstol de Managua ya había iniciado.

Pero su estructura de hierro, que para entonces ya se alzaba a pocas cuadras del lago Xolotlán o lago de Managua, resistió ese primer movimiento telúrico sin inmutarse.

“La estructura, importada de Bélgica, se sostuvo porque era como una jaula de rieles atornillados, empernados. De hecho, en su momento era el edifico más moderno de Nicaragua”, explica el arquitecto Porfirio García Romano, de la Universidad Nacional de Ingeniería.

La estructura de hierro de la catedral resistió sin problemas el sismo de 1931 sin embargo, destaca que para la tarea no se recurrió a la tecnología del concreto armado, ya conocida en Europa, donde había sido desarrollada pocas décadas antes. En su lugar se utilizó un simple vertido de cemento mezclado con arena. Y eso terminó sellando el destino del templo.

Efectivamente, sería precisamente ese “cascarón” de cemento el que más sufriría con el sismo que inutilizó la catedral tan solo 34 años después de completada su construcción (1938) y 26 después de que fuera consagrada (1946). De hecho, a partir de la segunda mitad de la década de 1990 la iglesia empezó a usarse para misas especiales y como escenario de conciertos de música clásica, hasta que nuevos trozos de cemento se desprendieron durante nuevos temblores.

Pero García Romano advierte que los años de abandono y descuido de la edificación -cuya restauración está volviendo a ser contemplada por la Alcaldía de Managua- también podrían haber terminado por dañar irremediablemente a su estructura de hierro. “Otro problema fundamental es que miserablemente dejaron que se llevaran todo el mobiliario, puertas, vitrales, lápidas, el piso de mármol, los altares, las imágenes…”, lamenta. “Tanto daño hicieron los saqueadores como la naturaleza”, resume el arquitecto.

Mejor suerte corrieron los ornamentos exteriores: en el frontis del templo -el lado que da a la plaza que el edificio comparte con el Palacio Nacional, la Casa de los Pueblos y la tumba del fundador del FSLN, Carlos Fonseca- todavía se puede ver una estatua de El Salvador del Mundo. Y en el bajo relieve del frontón a sus pies está Santiago a caballo, “matando moros”, según la descripción de García Romano. Mientras, en sus nichos exteriores aún montan guardiaestatuas de yeso de Cristóbal Colón, Isabel la Católica, Francisco Hernández de Córdoba, Fray Antonio Margil, Fray Bartolomé de las Casas y el canónigo José Antonio Lezcano, tío del primer obispo de Managua. Del interior de la catedral, sin embargo, los malhechores se llevaron verdaderas obras de arte. Y, muy probablemente, también valiosos pedazos de la historia de Nicaragua.

Es en parte también por eso que hoy no se puede visitar el interior de la catedral. Una cinta color rosa que anuncia “peligro” protege su perímetro, y varios guardias de seguridad se encargan de garantizar que la prohibición se cumpla. Hoy la vieja estructura se mantiene limpia, el césped que la rodea cuidado, y por las noches la iluminación que proporciona un juego de reflectores la hace destacar entre la penumbra.

Y en febrero de este año, el gobierno nicaragüense informó de la creación de una Comisión de Expertos que se encargaría de analizar diagnósticos hechos por especialistas italianos y mexicanos y presentar propuestas para la recuperación del templo. Qué forma tomará ese intento dependerá, en buena medida, de lo que digan los expertos. 

 

Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /