TRUMP CUESTIONA LAS DENUNCIAS DE ABUSOS A MUJERES por sus asesores
MÁS DE 100 DEMÓCRATAS PIDEN AL CONGRESO QUE INVESTIGUE LAS DENUNCIAS POR ACOSO CONTRA TRUMP
13998A.jpg
Vídeo de 2005 en que Trump habla en términos soeces sobre las mujeres.

La caída de Rob Porter, el asesor de la Casa Blanca que dimitió el miércoles 7 tras ser acusado de maltratos verbales y físicos a sus dos exesposas, ha hecho que se repita el guion: Donald Trump se pone del lado del denunciado por abusos (un hombre) y minimiza a la víctima (una mujer). 

El presidente, que arrastra un largo historial de acusaciones de acoso sexual y de comentarios misóginos, ha defendido a Porter y ha cuestionado implícitamente el movimiento #MeToo (Yo También), que en los últimos meses ha denunciado los abusos y se ha llevado por delante a un número de personalidades denunciadas por abusos.

Como en anteriores ocasiones, Trump no ha adoptado el tono cauto, ejemplificador y transversal esperado en situaciones de ese tipo. “Hizo un muy buen trabajo cuando estuvo en la Casa Blanca. Esperamos que tenga una carrera brillante y tiene una gran carrera por delante”, dijo sobre Porter, en sus primeros comentarios del escándalo. El presidente calificó de “muy tristes” y “sorprendentes” las acusaciones y urgió a “recordar” que su exasesor ha afirmado con “mucha rotundidad que es inocente”. 

No hubo ningún reconocimiento a la valentía de las dos exesposas de plantar cara a un hombre poderoso -explicaron su caso a la prensa y aportaron pruebas- ni palabras contra la lacra de la violencia machista. 

Incluso John Kelly, el jefe de gabinete de Trump, subrayó que “no hay lugar” en una sociedad para los maltratos a las mujeres.

Luego y nuevamente por tweeter, Trump, pareció hacer una rectificación a la oleada de denuncias por acoso sexual que han forzado la dimisión de estrellas de Hollywood, la política, el periodismo y un sinfín de sectores. “Las vidas de la gente están siendo destruidas por una mera acusación. Algunas son ciertas y otras falsas. Algunas son viejas y otras nuevas. No hay recuperación para alguien que haya sido falsamente acusado. La vida y la carrera se han terminado. ¿Ya no hay tal cosa como el debido proceso?”, escribió el mandatario en Twitter.

El caso ha abierto un debate sobre si la Administración llevaba meses encubriendo a un presunto maltratador. Según informaciones periodísticas el pasado noviembre, el FBI habría dicho al jefe legal de la Casa Blanca, Don McGahn y a Kelly, que las acusaciones eran creíbles.

Trump, al fin y al cabo, ha reaccionado como ha hecho cuando él ha sido el denunciado. Un total de 19 mujeres le acusan de acoso sexual en las últimas décadas. Las denuncias afloraron sobre todo en la recta final de la campaña electoral de 2016 tras difundirse un vídeo de 2005 en que Trump habla en términos soeces sobre las mujeres. Trump negó las acusaciones y se mofó de las denunciantes. 

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /